Las profesiones mejor valoradas de las Finanzas y el Derecho

La crisis está ensombreciendo el futuro de nuestra economía. El PIB de España podría sufrir este año la mayor caída de entre todos los países desarrollados. Las perspectivas para el mercado laboral también son desalentadoras: desde marzo se han perdido medio millón de empleos y, según las estimaciones del FMI, no se recuperarán los niveles de paro previos a la pandemia hasta 2026.

Sin embargo, no todos los sectores se están viendo afectados con la misma dureza. Aunque se ha producido un parón generalizado en las contrataciones, sectores como los servicios financieros o el sector jurídico han resistido con relativa entereza. Y aunque la pandemia y la digitalización de la economía amenazan millones de puestos de trabajo en todo el mundo, también están impulsando la demanda de profesionales especializados que sean capaces de generar valor añadido.

Estas son las profesiones mejor valoradas y pagadas del mundo financiero y jurídico, según la Guía del mercado laboral que elabora cada año la multinacional británica Hays. Este informe no se ha actualizado desde el inicio de la pandemia, pero la crisis tan solo ha acentuado el valor de muchas de estas profesiones, vinculadas a la digitalización, la gestión del riesgo o la adaptación a los nuevos desafíos regulatorios.

Banca 

La banca tradicional ya se encontraba en una situación muy delicada antes de la crisis. Las entidades afrontaban el desafío de aumentar su rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés, altos costes de capital y la irrupción de nuevos rivales tecnológicos. La pandemia tan solo ha agravado este reto, forzando al sector a acelerar su transformación digital y a iniciar una nueva ola de fusiones. Todo ello va a desembocar en ajustes de plantilla.

Sin embargo, hay perfiles bien preparados para resistir la crisis. Este es el caso de los analistas de riesgos (mercado, operacional, crédito…), que ya eran los profesionales mejor valorados de la industria antes de la crisis, y cuya labor ha cobrado aún más importancia en un entorno de incertidumbre.

Por otra parte, durante la pandemia la banca privada y de inversión han resistido con relativa entereza, al tratarse de servicios de valor añadido. Estos nichos de mercado ofrecen los mejores salarios de la industria y son los más defensivos, aunque también son los que exigen un mayor compromiso profesional.

FINANZAS

Los servicios financieros destacan entre los sectores menos afectados por la pandemia, al menos durante los primeros meses del año. Entre estos profesionales, los más valorados por las empresas y los mejor pagados son quienes están especializados en áreas como la auditoría o las M&A.

LEGAL

El informe de Hays destaca que «desde hace ya un par de años, las firmas nacionales, internacionales y las Big Four registraron incrementos salariales en, prácticamente, todas las categorías (becario, junior, asociado, senior y director)». Concluye además que «desde 2015, la mayoría de las firmas pueden presumir de haber mejorado los sueldos de sus trabajadores».

Es previsible que esta situación dé un giro a raíz de la pandemia. Sin embargo, durante esta crisis la abogacía ha sido uno de los sectores menos afectados, en parte por ser considerado un servicio esencial durante el confinamiento y, en parte, porque la enorme incertidumbre regulatoria ha disparado las consultas y la demanda de servicios en el sector.

No es descartable que se produzcan despidos en el sector si la crisis se agrava, pero por el momento muchos despachos están de hecho reforzando áreas claves. Los profesionales más blindados frente a una crisis son precisamente los que estaban mejor valorados antes de la pandemia: abogados especializados en mercados de valores y financieros, en un momento en el que para las empresas es más importante que nunca hallar nuevas vías de financiación o protegerse contra la volatilidad de los mercados.

Dentro del mundo empresarial, los perfiles jurídicos mejor retribuidos son aquellos relacionados con el compliance. Y los cambios regulatorios que se están produciendo en materia de sostenibilidad, teletrabajo o mercado laboral van a hacer que estos profesionales jueguen un papel aún más importante para las empresas.