Retos y oportunidades de la revolución Blockchain

Juan Alberto Sánchez, director del programa de especialización en Blockchain; y Chechu Salas, autor de ‘la fase cero’; profundizan en la revolución tecnológica que representa el blockchain. Tertulia en la sección Digital Business, del programa Capital en Radio Intereconomía.

— ¿Qué es blockchain?

Juán Alberto Sánchez: El blockchain es una tecnología que realiza un tratamiento de datos y de procesos de una forma descentralizada, auntónoma, segura e inmutable. Así como internet fue probablemente la penúltima revolución industrial que ha habido a nivel tecnológico, con el uso de información, el tratamiento de información y la llegada de información a todas partes del mundo, el blockchain es la cuarta revolución industrial, que te permite manejar esa información global que hay en el mundo de una forma eficiente y segura. 

— ¿Cuáles son las tendencias?

Juán Alberto Sánchez: Son muchísimas, porque el blockchain al final se está empezando a aplicar en casi todos los sectores de la economía real.

— Se aplica en el sector energético, en el financiero, en el de la distribución, en telecomunicaciones…

Juán Alberto Sánchez: Y en muchos más sectores. En el caso de las Administraciones Públicas, la votación por blockchain se hará y se generalizará. Ya a día de hoy se hace en Estonia, que es una geografía digital muy avanzada, También se aplica en la educación… la identidad digital que te proporciona el blockchain, segura, inmutable, es fundamental. Todos tendremos nuestro currículum basado en blockchain para poder certificar de cara a terceros con total garantía tu formación universitaria y tu actividad profesional.

Incluso desde el punto de vista de derecho de autor o desde el punto de vista del arte, hay una startup en España en la cual puedes demostrar que una obra de arte es de un autor determinado. Incluso puedes adquirir una obra de arte de gran precio, comprando una parte pequeñita de esa obra. Con lo cual, puedes invertir en arte de gran valor, pero con un ticket pequeñito. E incluso puedes invertir en varios artistas. Las posibilidades son innumerables.

Chechu Salas: Sí, estoy totalmente de acuerdo. De hecho, creo que se veía hace unos años el futuro de convertir productos en servicios, como en el caso de Spotify. Pero había problemas, porque cuando creas un servicio, sigue habiendo intermediarios. Blockchain lo que permite es reducir totalmente los intermediarios y conectar creadores y productores en cualquier lugar del mundo, en cualquier momento y de forma más segura. Es el siguiente paso para esa desintermediación que en muchos entornos se pide.

— Esta tecnología lo que está demandando es nuevo talento especializado…

Juán Alberto Sánchez: Totalmente. Lo hay, evidentemente hay gente muy buena, que dominan el sector. La mayoría de las empresas del Ibex 35 tienen ya sus empleados expertos en blockchain. Y quien no lo tiene, lo contrata a consultores especializados. Todas las big four e incluso otras consultoras especializadas tienen ya su departamento de blockchain. Pero evidentemente va a más la cantidad de gente que domina y aprende del sector y por eso este programa del IEB es una buena oportunidad. Hay otros cursos, pero al final éste tiene la garantía de un centro de estudios con 30 años de trayectoria y son certificados que te anticipan que vas a tener una buena formación.

— El crecimiento del ecosistema fintech también está creando oportunidades. Estamos viendo una revolución ¿no?

Chechu Salas: Eso es. La palabra es revolución, aunque yo a veces lo llamo tsunami, porque la persona que está al otro lado y lleva 15 años trabajando se plantea ¿ahora qué hago?, ¿empiezo desde cero? porque la verdad es que todas estas tecnologías necesitan gente con un bagaje. Entonces dice ¿emprendo o me quedo en mi compañía, pero soy el que decide reforzar o abrir esa área de blockchain?

Ahí surgen muchas dudas, no solo por comprender las tecnologías, sino por qué decisión yo como individuo tomo dentro de este gran mundo de oportunidades que hay, hacia dónde voy.

— Tienes que dominar de tecnología, pero también de otros sectores. Estaba pensando en el caso del sector financiero en el caso de las fintech o del sector seguros en el caso de las insurtech…

Chechu Salas: Eso es. A mí me gusta mucho poner el ejemplo del ferrocarril. La infraestructura del ferrocarril supuso mucho trabajo para muchas compañías, pero una vez armada, una nube creativa empezó a aprovechar el potencial de esa infraestructura. Con blockchain pasa lo mismo. Es un gran ferrocarril, pero después sobre esas posibilidades va a surgir una nube creativa que trabajará sobre los problemas que afrontamos todos: el envejecimiento de la población, sostenibilidad, igualdad, etc. Y es una tecnología que permite hacer cosas muy interesantes sobre esos temas.

Juán Alberto Sánchez: Totalmente de acuerdo. Creo que como en otras tecnologías, en el mundo del blockchain de una forma sencilla yo también dividiría la formación en dos tipos de expertos: tecnológicos, que serán los que sabrán programar e irán avanzando en la tecnología a nivel de programación – que al final es la base de la tecnología blockchain-; y luego habrá expertos de negocios, que serán los que -entendiendo la programación, pero sin saber llevarla a cabo- conceptualizarán nuevos modelos de negocios para la compañía, que es lo que demandan y lo que necesitan para hacer esta mejor estructura de costes y de procesos, que es lo que en definitiva supone el blockchain.

Para una compañía como Repsol, el motivo para invertir en esta tecnología es que va a tener en sus cuentas de resultados una serie de ahorros de costes derivados de esta tecnología y de esta mejora de procesos.

— Acabáis de lanzar ese programa especializado en blockchain, ¿cuál es el objetivo?

Juán Alberto Sánchez: El objetivo es que profesionales que no entiendan de programación, que evidentemente es la base de la arquitectura blockchain, pueda conocer el funcionamiento de la tecnología y sus aplicaciones en modelos de negocios concretos.

Para ello está diseñado en cinco módulos. El primer módulo es introductorio para que comprendan qué es el blockchain y las criptomonedas. El segundo módulo es técnico, en el cuál el profesorado explicará cómo se programa en blockchain, para que la gente no aprenda a programar, pero sí comprenda lo que hay detrás de esta tecnología. Después hay un módulo financiero, en los que se habla de carteras de criptomonedas o instrumentos financieros para invertir en criptomonedas incluso con futuros, con derivados, y se hará un caso práctico sobre una STO, para que el emprendedor que quiera financiera su compañía a través de emisiones sepa cómo hacerlo y tenga las herramientas para pensar qué tipo de modelo de negocio puede funcionar para emitir una STO y cuál no…

— Habláis prácticamente de todo: criptoeconomía, smart contract, aplicaciones de blockchain… todo ¿no?

Juán Alberto Sánchez: Sí, también hay un módulo legal que es importante, analizando el derecho comparado en diferentes geografías, y cuáles son las perspectivas.

— Hasta llegar al blockchain uno puede dar los primeros pasos de forma muy didáctica, empezando a intuir, a interesarse a través de esta pequeña joyita que nos has traído, Chechu, que se llama la fase cero. ¿Qué temas abordas?

Chechu Salas: Soy psicólogo, aunque llevo toda mi vida trabajando en innovación y temas digitales. Me di cuenta de que todos estos cambios y oportunidades que se nos abren de cara al futuro hay que decidir cómo tomarlas. Hay cientos de miles de personas que ven cómo su trabajo y sus vidas están cambiando, y que se sienten agobiadas ante la incertidumbre. Y el futuro es algo bonito y lo principal es construir una visión optimista. Decidí crear un método, que se llama la fase 0 de tu futuro, que te acompaña a la hora de tomar estas decisiones.

Me di cuenta de que en entornos innovadores el error es lo mejor que te puede pasar. Nos fustigamos cada vez que nos equivocamos, y hay que equivocarse para poder aprender. Y luego cualquier momento es bueno para arrancar otra vez.

Esa filosofía que tanto admiramos, después no la aplicamos en nuestro día a día. Tenemos mucha gente que tiene a sus hijos que se incorporan al mercado laboral y están perdidos; gente que lleva 15 años trabajando y tiene que decidir cuál es su próximo paso, porque vamos a vivir mucho tiempo y las pensiones a ver hasta dónde llegan… entonces, dentro de esa amalgama puede haber mucha confusión.

Así que dijimos vamos a crear un método que nos acompañe en los pasos y las decisiones que tengo que ir dando hasta decidir formarme en blockchain, emprender un proyecto ligado a determinada tecnología…

— ¿Y crees que tras la lectura de este libro la gente se lanza a emprender?

Chechu Salas: Por lo menos tiene una visión optimista hacia el futuro y ver esas oportunidades como lo que son: oportunidades. Y a partir de ahí el otro día hablaba con una lectora que me decía: oye, ya tengo mis dos escenarios de futuro definidos y voy a empezar a tantearlos. Lo principal es entender que el futuro son muchas cosas y tienes que pensar en tus escenarios de futuro. Y a partir de ahí, tomar la decisión de formarte, tomar la decisión de cambiar de trabajo, etc. Pero debes tener un futuro abierto.

— Cuando hablas de formarte, y volviendo al programa de especialización en blockchain ¿cuál es el perfil de los estudiantes?, ¿qué formación tienen?, ¿qué esperan?

Juán Alberto Sánchez: Hay un perfil amplio. El enfoque es profundizar, pero sin tener conocimientos previos. Por ejemplo, eres un emprendedor que está pensando en lanzar una STO, quiere comprender el blockchain y también la STO y qué requisitos necesita para lanzarla. O vienes de una compañía que está desarrollando el blockchain o quiere hacerlo en el futuro. O trabajas en cualquier compañía y quieres reorientar tu carrera hacia esta tecnología. Son 90 horas con profesores muy potentes y te van ayudar a tener una primera certificación.

— ¿No cree que puede estar un poco sobrevalorada la tecnología blockchain?

Juán Alberto Sánchez: Puede que haya gente que lo piense, que piense que no lo usa en su día a día. Efectivamente, posiblemente no lo has hecho, porque a día de hoy, el blockchain está en una fase de experimentación y se espera que entre 2020 y 2025 la fase sea de implantación. Hay muchísimas compañías invirtiendo, se esperan 3.000 millones de dólares en inversión a nivel mundial.

Hoy está en fase de desarrollo, pero a futuro e incluso en el corto plazo, lo vamos a usar en el día a día.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar