No todos creen que la tortilla bursátil dé la vuelta

Los mercados son una moneda que siempre gira de canto, con una cara pesimista y otra optimista. Y si sobran los motivos para creer en un fin del ciclo alcista, también se encuentran para defender la continuidad de la buena racha de las bolsas. Aunque, de igual manera, los inversores permanecen atentos a cualquier cambio de tendencia por el que deban modificar su estrategia.

El profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del Instituto de Estudios Bursátiles, Javier Niederleytner, sostiene que los rumores de un final del ciclo alcista están basados en “suposiciones”. Para él, la semicrisis política que ha tenido lugar en Alemania ni la batalla comercial que ha abierto Donald Trump han mostrado un verdadero efecto en los mercados. Las especulaciones sobre el daño que todo ello genera en las bolsas, manifiesta, son “excusas que buscan los grandes inversores”.

Y es que aunque la volatilidad se haya doblegado en el último año, todavía se encuentra en niveles bajos, aún alejados de los alcanzados entre 2008 y 2010. En aquella época, a pesar de los descalabros de la economía, los inversores podían obtener mayor rentabilidad. Y por la misma razón, algunos buscan incentivar de nuevo la volatilidad para sacar beneficio. Niederleytner lo explica con un refrán que se usa en el sector: “A río revuelto, ganancia de brokers”.

 

Leer noticia completa en La Razón

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar