gtag('consent', 'default', { 'analytics_storage': 'denied', 'region': ['ES'] }); gtag('consent', 'default', { 'ad_storage': 'denied' });

Las grandes lecciones de Peter Drucker, el hombre que inventó el management

Peter Drucker nació en Viena en 1909, en vísperas de la Primera Guerra Mundial. De ascendencia judía, pero criado en una familia convertida al cristianismo, Drucker tuvo la oportunidad de crecer entre intelectuales, altos cargos del Gobierno y científicos, que se reunían para discutir sus ideas. Un ambiente de libertad de pensamiento muy diferente del que comenzaría a extenderse por el resto de Europa.

En 1927 se mudó a Hamburgo, Alemania, donde trabajó como aprendiz en una empresa algodonera y, posteriormente, como periodista. Más tarde se mudó a Fráncfort, donde cubrió derecho internacional para el Daily Frankfurter Gene, alternando su labor periodística con la actividad política.

El ascenso del nazismo le forzó a abandonar el país en 1933. Pero su exilio a Londres también supondría una oportunidad, ya que le permitiría ser alumno de John Maynard Keynes. En 1937, ante el ascenso de los totalitarismos en Europa, se mudó definitivamente a Estados Unidos, donde dedicaría el resto de su vida profesional a la consultoría, la docencia y la colaboración con medios de comunicación.

En 1939 publicó El fin del hombre económico, el primero de sus 35 libros. Las ideas de Drucker fueron innovadoras para la época y dejaron su huella en el mundo empresarial, creando el management tal y como lo entendemos en la actualidad. Entre sus aportaciones destacan la descentralización, la dirección por objetivos, la búsqueda de oportunidades, la ética empresarial, la innovación, el valor de los recursos humanos, el enfoque de servicio al cliente… Ideas que hoy parecen obvias, pero que en su día representaron una revolución, y que contribuyeron a humanizar la empresa.

Tras su muerte en 1995, la revista Business Week le dedicó una portada con el siguiente epíteto: “Peter Drucker, el hombre que inventó el management“.

Estas son algunas de sus grandes lecciones:

“El éxito en la economía del conocimiento llega a quienes se conocen a sí mismos: sus puntos fuertes, sus valores y la forma en que mejor se desempeñan.”

“1. ¿Cuál es nuestra misión? 2. ¿Quién es nuestro cliente? 3. ¿Qué valora el cliente? 4. ¿Cuáles son nuestros resultados? 5. ¿Cuál es nuestro plan?”

“A las empresas que se negaron a tomar decisiones difíciles, o que se negaron a admitir que estaba ocurriendo algo importante, les fue mal. Si sobreviven, es sólo porque sus respectivos gobiernos no les dejan hundirse”.

“La gestión es hacer las cosas bien; el liderazgo es hacer las cosas correctas”.

“Si no se adquiere un compromiso, sólo hay promesas y esperanzas; pero no planes”.

“El propósito de los negocios es crear y mantener un cliente”.

“Siempre que veas un negocio exitoso, es porque alguien tomó alguna vez una decisión valiente”.

“No hay nada tan inútil, como hacer con gran eficacia algo que no debería hacerse en absoluto”.

“Lo que se mide, mejora”

“Los resultados se obtienen aprovechando las oportunidades, no resolviendo los problemas. “

“La estrategia es una mercancía, la ejecución es un arte”.

“El problema en mi vida y en la de los demás no es la ausencia de saber qué hacer, sino la ausencia de hacerlo”.

“Muchas personas brillantes creen que las ideas mueven montañas. Pero las excavadoras mueven montañas; las ideas muestran dónde deben trabajar las excavadoras.”

“La mejor manera de predecir tu futuro es crearlo”

“Es más productivo convertir una oportunidad en resultados que resolver un problema, que sólo restablece el equilibrio de ayer”.

“Hasta que no sepamos gestionar el tiempo, no podremos gestionar nada más”.

“Planificar, organizar, integrar, motivar y medir”.

“Los líderes que trabajan con mayor eficacia, me parece, nunca dicen “yo”. Y eso no es porque se hayan entrenado para no decir “yo”. No piensan en “yo”. Piensan en “nosotros”; piensan en “equipo”. Entienden que su trabajo es hacer que el equipo funcione. Aceptan la responsabilidad y no la eluden, pero el mérito es de “nosotros”. Esto es lo que crea confianza, lo que permite realizar la tarea”.

“El rango no confiere privilegios ni da poder. Impone responsabilidad”.

“Cuanto menos tenga que hacer una organización para producir resultados, mejor hará su trabajo”

“El management trata sobre las personas. Su misión es hacer que la gente sea capaz de trabajar en equipo, hacer sus fortalezas efectivas y sus debilidades, irrelevantes”.

La inteligencia, la imaginación y el conocimiento son recursos esenciales, pero solo la efectividad los transforma en resultados.

“Si hay un secreto de la efectividad es la concentración. Los ejecutivos efectivos hacen las cosas importantes primero y hacen solo una cosa a la vez”.

“Las reuniones son por definición una concesión a las organizaciones deficientes. Porque uno puede trabajar o estar reunido, pero no se pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Exige más energía y trabajo mejorar desde la incompetencia hasta la mediocridad, que mejorar desde la eficiencia hasta la excelencia.

“El conocimiento tiene que ser mejorado, desafiado y aumentado constantemente, o se desvanece”.

“Ahora aceptamos el hecho de que el aprendizaje es un proceso que dura toda la vida y que consiste en mantenerse al día con los cambios. Y la tarea más urgente es enseñar a la gente a aprender”.

“Las carreras de éxito no se planifican. Se desarrollan cuando las personas están preparadas para las oportunidades porque conocen sus puntos fuertes, su método de trabajo y sus valores.”

Si tienes interés por comprender el mundo de la inversión o te planteas trabajar en la industria financiera, nuestra oferta académica puede darte las bases necesarias para gestionar carteras con éxito.

Cursos Técnicos (10 horas)

Cursos Superiores (20 o más horas)

Programas de especialización (100 horas)

Másteres (400-600 horas)