La banca privada también sufre, pero menos

Para las firmas de banca privada como la suiza UBS o las estadounidenses Morgan Stanley y Bank of America lo vivido en los últimos diez años ha sido contra todo pronóstico mejor de lo esperado, incluso casi envidiable si se mira desde una perspectiva amplia. La banca privada ha asistido durante la última década a una asombrosa e inusitada explosión de riqueza, que alcanzó el año pasado un récord de 210 billones de dólares, según Boston Consulting Group Inc.

“La banca privada europea y española vive un momento doble de crecimiento y de transformación. De transformación, por un lado, debido a la nueva directiva europea MiFID II que ha traído la transparencia de las comisiones a los servicios financieros. Por otro lado, vive un momento también de transformación digital; al igual que muchos otros sectores, el sector financiero se ha quedado retrasado tecnológicamente. El tercer aspecto que está en plena transformación dentro del sector de banca privada es el servicio al cliente. El cliente cada vez demanda un mejor servicio cambiando el enfoque desde el producto al servicio y alineando sus intereses con los de los clientes”, señala a Forbes Jorge Coca Marqués, Profesor del programa directivo en  Private Wealth Management del IEB y socio fundador de Wealth Solutions.

 

Noticia completa publicada en Forbes España

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar