Guía para comprender las ratios de la ficha de un fondo de renta fija

Las ratios de la ficha de un fondo de renta fija pueden aportar información muy útil y valiosa sobre el posicionamiento, la estrategia y el riesgo que está asumiendo el gestor en su cartera. Sin embargo, en muchas ocasiones, para el partícipe resultan términos complejos, que no saben muy bien cómo interpretar. Con esta guía, escrita para Funds People por profesionales en activo vinculados a la industria de gestión de activos y al mundo académico, queremos poner a disposición del inversor un glosario de términos en el que se expliquen, de una forma lo más clara y sencilla posible, las ratios más importantes, con algunos ejemplos prácticos que permitan al lector entender su significado e interpretarlos correctamente.

Yield
En términos generales es rentabilidad. Tal y como explica Luis Fernando Utrera, profesor del Master en Bolsa y Mercados Financieros de IEB, si hablamos de bonos, puede haber distintas formas de hablar de la rentabilidad del mismo. En unos casos, habrá quien la asocie al cupón (pago periódico de intereses sobre el valor nominal del bono). Digamos que, profesionalmente, siempre la asociaremos a la TIR (tasa interna de rentabilidad) o al yield to maturity. Y en otros casos, la asimilarán a la “rentabilidad final” del bono, que será la “rentabilidad real”, pero esta no la conoceremos hasta que el bono haya vencido y sepamos de manera cierta a qué tasas de interés hemos reinvertido todos los cupones del bono, por lo que a efectos de la habitual operativa en mercado secundario, esta medición, aunque sea la real, nos es poco útil porque cuando la conocemos, el bono ya ha vencido.

En algunos bonos corporativos, como los de tipo step-up (si, durante la vida del bono, el rating del emisor baja, se incrementa un spread al cupón del bono para compensar el riesgo adicional  del inversor) o step-down (si, durante la vida del bono, mejora el rating del emisor, se reduce el cupón un determinado spread), impiden conocer con certeza la rentabilidad vía cupón que tendrá el bono hasta su vencimiento. Solo en los bonos cupón cero (un único pago de intereses al vencimiento), conocemos realmente el rendimiento real del bono al inicio de la operación.

Yield to Maturity
Según Utrera, es uno de los conceptos más utilizado en los bonos. Trata de medir la rentabilidad de un bono que tiene uno o varios pagos de cupón hasta el vencimiento. Equivale a la TIR (tasa interna de rentabilidad del bono). En realidad es un concepto teórico porque la rentabilidad real del bono solo podremos conocerla al vencimiento del bono, cuando sepamos de manera cierta a qué tasa de interés hemos reinvertido todos los flujos (cupones) que ha producido el bono, a lo largo de su vida.

El cálculo del Yield to Maturity (o TIR) asume que la curva de rentabilidades es plana, el tipo constante y que todos los flujos se reinvertirán a una tasa igual al Yield to Maturity (TIR), lo que es altamente improbable. A pesar de estas limitaciones, es la forma utilizada y aceptada por el mercado, para medir la posible rentabilidad de un bono a vencimiento.

 

Noticia completa publicada en Funds People

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar