¿Es el rescate bancario la solución para España?

Tres profesores de IEB nos dan su opinión sobre el rescate a la banca española que ha tenido lugar esta semana.  Juan LabordaSi bien no se sabe aún como se instrumentará el rescate bancario español, lo más probable es que sea el Mecanismo Europeo de Estabilidad, que entrará en vigor el 1 de julio de 2012, quien conceda el préstamo al FROB por un importe máximo de 100.000 millones de euros. Dicho préstamo computará como deuda pública e incrementará el déficit público, lo que exigirá ajustes fiscales adicionales hundiendo aún más nuestra actividad económica. La Unión Europea se convertirá en el acreedor preferente de nuestro país, por delante de todos aquellos que han comprado letras, bonos y obligaciones del Tesoro español.Si se aplicara el mismo esquema de préstamos que en el caso del saneamiento bancario irlandés, y asumiendo unos tipos de interés entre el 3% y el 4%, el déficit público incrementaría este año entre 2.100 y 4.000 millones de euros, según las líneas de crédito finalmente concedidas oscilen entre 70.000 y 100.000 millones de euros.  Javier NiederleytnerMi opinión es que se ha comunicado una, en principio, muy buena noticia, pero no se ha concretado bien. Faltan además medidas complementarias, como por ejemplo anunciar la despolitización absoluta de las cajas de ahorro que aún no se ha producido. El primer paso es hacer que dimitan consejeros y presidentes no aptos.En cuanto los mercados vean “que esto va en serio de verdad”, y que empieza a fluir el crédito, se lo creerán, y  reaccionarán sostenidamente al alza.  Miguel Ángel BernalA partir de ahora es previsible que el interés que pagan los bancos a los clientes por los depósitos baje; la recapitalización de la banca les hace más seguros y por tanto estarán dispuestos a pagar menos por su urgencia de obtener dinero.  Como los bancos deben pagar y devolver los recursos que consigan el incremento de los intereses por préstamos, así como la elevación de comisiones de todas las clases va a llegar antes o después.  Tampoco creo que vaya a contribuir a una normalización del crédito, el dinero es para sanear como se ha dicho, no para aumentar el crédito a familias y empresas.En cuanto a los accionistas, estos deben estar relativamente más tranquilos, pero la situación para nada devolverá las cotizaciones a máximos.  Los bancos van a incrementar sus costes, deben devolver el dinero, el aumento de provisiones llevará a que algunos arrojen pérdidas, congelación del dividendo y otras medidas que claramente inciden en un mal escenario, ya no catastrofista, pero sí pesimista.  Los más perjudicados serán los propietarios de convertibles por contingencias, COCO´s, deuda subordinada y preferentes.  Hasta el momento el gobierno estaba intentando reglamentar o llevar a la práctica canjes de estos instrumentos que disminuyeran o atenuara las pérdidas soportadas por los tenedores.  Con el préstamo y la vigilancia de quien nos deja el dinero, Europa, me temo que el gobierno será incapaz de aliviar la desgracia.  En estos momentos las vías de reclamaciones jurídicas abiertas puede que sean el último recurso para estos inversores.  Desengáñense, el rating o calidad crediticia de los bancos que acudan al FROB no va a aumentar sino que puede disminuir puesto, al pedir dinero debilitan su estructura patrimonial.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar