El euro sobrevivió al 2012, ¿y al 2013?

 Rodrigo García de la Cruz es profesor y miembro del Departamento de Investigación del IEBComo todos sabemos, la economía española cerró 2012 volviendo a la recesión y con una elevada destrucción de empleo. En ese ejercicio destacó la caída de la demanda interna que solo fue compensada en parte con la aportación del sector exterior, que además permitió amortiguar la caída del PIB. ¿Cuánto? Las exportaciones reales de bienes y servicios crecieron un 3,1 por ciento que, al combinarse con un descenso de las importaciones del 5 por ciento, se saldaron con una contribución neta al crecimiento del PIB equivalente a 2,8 puntos porcentuales.Así que el 2012 ha sido un año difícil en el que además Europa evitó el colapso a través del BCE y del Consejo Europeo adoptando importantes medidas que relajaron la tensión en los mercados dando cabida a un recorte de las primas de riesgo y a la emisión de deuda, tanto pública como privada. Esto hizo que España evitara el rescate total (no así el del sector financiero) durante todo el 2012.De hecho si reflexionamos sobre la situación de Europa hace un año parece que hemos pasado uno de los peores años para la zona Euro. A principios de este año, Draghi comparaba la situación con hacía 12 meses: “A comienzos de 2012 los expertos cuestionaban la existencia futura del euro” y Olli Rehn (político finlandés y actual comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios y crítico con el sur de Europa) dijo que “2012 NO fue el año en el que el euro se rompió”.La duda está en si a través de la actuación combinada de ambos estamentos hizo que el riesgo de “redenominación” del euro se eliminara por completo o por el contrario si solo hizo que se relajara.A pesar de comenzar el 2013 con muy buenas expectativas, donde muchas compañías españolas aprovecharon para emitir deuda a tipos muy competitivos, parece que estas dudas han comenzado a multiplicarse tras la crisis de Chipre y su gestión más que mejorable.Así que nos enfrentamos a un 2013 sabiendo ya que la recesión podría durar hasta entrado 2014 y con la petición de Olli Rehn de más reformas al Gobierno español a cambio de flexibilizar el déficit, algo que vamos a necesitar seguramente pues llevamos muchos años sin cumplir los compromisos.Por tanto, el riesgo sobre la ruptura del Euro sigue siendo remota pero desgraciadamente no imposible, pues desconocemos cuantos cisnes negros inesperados nos deparará este año 2013. Sobre todo si tenemos en cuenta que hemos sufrido ya varios, como el “caso Chipre” y el “caso de las elecciones italianas” en apenas unos meses.Hagan sus apuestas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar