«El banco es un ser vivo que ha de evolucionar con el cliente»

Entrevista a Gabriela Orille, Directora de Innovación de Andbank España y antigua alumna del programa directivo en Innovación y transformación digital.

Durante sus más de 15 años de experiencia en el sector Financiero, Gabriela ha sido responsable de Desarrollo de Negocio, Actividad Comercial e Innovación. Actualmente con especial foco en la transformación cultural, el nuevo ecosistema que se está gestando y las diferentes formas de colaborar con éste: Fintech, Insurtech, Bigtech, Telco, EnergyTech e incluso FoodTech.

El Banco ha sido reconocido por The European con el premio a la mejor innovación digital de banca privada en 2018 y ella ha sido seleccionada como una de las Top 100 Mujeres Líderes en España.

¿Cómo llegas a la posición que ocupas actualmente?

Comencé en este mundo de las finanzas muy joven, pues mientras estaba en Oviedo diseñaba y construía webs relacionadas con el análisis técnico. En esa época existían canales de tv específicos como Bloomberg televisión o la antigua Expansión TV, así como Radio Intereconomía. Tuve la suerte de que empezaron a llamarme para colaborar en sus programas y de ahí obtuve cierto reconocimiento.

Posteriormente, me incorporé a SAFEI, Sociedad de Valores y Bolsa, comprada por Banco Inversis en 2007, quien siete años más tarde fue comprado por AndBank. Durante todos estos años he desempeñado distintas tareas, y he aprendido mucho de cada una de ellas. Ello ha sido un fantástico entrenamiento para lo que ahora es el nuevo panorama laboral, pues como podemos leer en prensa, en un futuro muy cercano, tendremos que ejercer diferentes roles.

Una de tus frases es “el banco es un ser vivo que ha de evolucionar con el cliente”. ¿Me puedes explicar esto?

Sí, estamos en un momento de cambio en el sector financiero, donde los business models están cambiando de forma muy rápida, donde la colaboración con otros players y otros sectores será obligatoria. Ya lo comentaba el presidente del BBVA el otro día: “Aún habrá bancos físicos en 10 años, pero en 15, el nuevo ecosistema serán los bancos de Fintech”. Marketplace, open apis, techfin, fintech, etc… son palabras con las que nos vamos a familiarizar muy rápido.

Los nuevos entrantes, los nuevos competidores no son iguales a los anteriores. El móvil tiene una relevancia importante, el cliente es quien empuja esta revolución y nos demanda hacer las cosas de otra manera, lo que nos obliga a pensar no sólo en nuevos productos sino en el modo en que entregamos ese producto final.

La frase a la que te refieres surgió porque a través de las redes sociales se puso en contacto conmigo una persona con la que comparto inquietudes sobre los nuevos escenarios sociales y empresariales, que me quería de contacto para reunir a diferentes personas del sector y usar la metodología Lego Serius Play, con la idea de diseñar el banco del futuro.

Gabriella Orille ha  sido elegida una de las mujeres Top 100 líderes españolas

La verdad es que esta metodología es fantástica porque al final teníamos que construir cada uno ese banco imaginado con piezas de lego (no es nada fácil) y de ahí surgió la idea del animal vivo que evoluciona según el tiempo, pues mi banco se presentaba de diferentes formas en base a la edad del cliente y por ende a su alrededor había diferentes fintech/empresas que ayudaban a ese león pequeño, al león mayor y al elefante que representaba la parte última de nuestra vida.

Compartir una idea es una práctica poco común que tenemos que incorporar a la cultura española. Uno puede tener una idea y no hay que tener miedo a ponerla en común, porque lo diferenciador y lo complicado muchas veces no es la propia idea, sino el modo de llevarla a cabo para hacerla realidad.

¿Qué has aprendido como docente?

Una de mis pasiones es la docencia. Empecé como profesora en materia de análisis financiero, derivados, equity y fx hace más de 10 años y desde entonces siempre he seguido vinculada a la educación, porque te obliga a salir de la operativa diaria y del área de confort, teniendo que leer y mantenerte informada sobre las últimas tendencias. Mi asignatura me sirve para observar la banca desde distintas perspectivas; banca de inversión, banca retail, y, sobre todo, conocer otros sectores viendo cómo se aplican ideas parecidas en esos ecosistemas.

Has sido elegida una de las mujeres Top 100 líderes españolas, ¿Qué supone esto para ti?

Es un verdadero honor y, a la vez, una responsabilidad. Un honor porque estoy al lado de personas a las que admiro y han sido inspiradoras en mi vida. Y una responsabilidad porque, de repente, te comentan que “eres un referente” y te impones la idea de ser mejor persona y profesional cada día.

¿Cómo ves el sector en los próximos años?

Va a ser muy diferente. Creo que vamos hacia un modelo de Market Place y plataformas abiertas. No debemos olvidar que la inteligencia artificial ya tiene un sitio en nuestros presupuestos. Te muestro el ejemplo de esta aplicación china desde la que puedes pagar la luz, coger la bicicleta, recargar tu tarjeta, alquilar un patinete, etc. Si hay una tendencia en el mundo digital que cada día está más presente y será objeto de atención permanente es la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial, los bots conversacionales, la VR y la AR que eran proyectos hace no mucho, ahora son presente, un presente que protagoniza la actualidad de las marcas que quieren encontrarse a la vanguardia de una revolución que aún no ha tocado techo.

Por sus características y cualidades únicas, el ámbito financiero parece amoldarse muy bien a estas herramientas. La banca es uno de los sectores empresariales que, en mayor medida, necesita conocer, gestionar y poder controlar la información de los usuarios de forma correcta.

Las repercusiones de la banca cognitiva van más allá. Debe ser un referente en la aplicación de los conocimientos adquiridos gracias a las tecnologías inteligentes. La banca tiene un compromiso particularmente sensible con sus  clientes: gestiona sus finanzas, sus intereses, su dinero. Para hacerlo de forma correcta es necesaria la interoperabilidad con otras empresas del sector. Por supuesto, dotada de una transparencia que redunde en la generación de mayor confianza.

Las ventajas de la banca cognitiva repercuten sobre todo en un mayor conocimiento del cliente, su realidad y sus necesidades. Algo que, sin duda, mejorará su experiencia. La precisión que supone la inteligencia artificial aporta otros beneficios, como la confianza que se genera en los usuarios, que disfrutan de mayores garantías al poder contar con herramientas más innovadoras. En definitiva, lo más importante no es el producto, sino la experiencia y satisfacción del usuario.

Otro ejemplo es Google Duplex, vemos cómo interactúa con una persona y lo hace de forma totalmente natural. Es una herramienta que comprende el lenguaje natural, el aprendizaje profundo y el dictado de textos, entre otros. Esta máquina demuestra, por primera vez, que podemos confundirnos y hacernos pensar que estamos hablando con una persona y no con un robot.

¿Qué te aportó tu paso por el IEB y qué le pedirías a la Asociación de Antiguos Alumnos?

Una de las cosas que más valoro es la relación que mantengo con mis compañeros y el Networking que entre todos creamos, así como el continuo intercambio de información.

A la Asociación le pediría poder consultar con expertos de los distintos sectores y que sea interactiva. También que genere temas y contenidos interesantes que no puedas encontrar en otros sitios, que nos ayude en ese estar al día tan necesario en mundo actual, porque en muchos casos #ElfuturoFueAyer.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar