Diccionario de finanzas: test de estrés

 Enrique Pérez-Hernández es profesor del IEB

 ¿Qué diferencias tienen estos test de estrés con las anteriores pruebas realizadas en 2011?Los nuevos test de estrés serán diferentes porque se realizarán conjuntamente por el BCE y la EBA (Autoridad Bancaria Europea). Además, este examen conjunto incorpora una revisión previa del examen de los balances de activo y pasivo de las 124 entidades financieras que serán objeto de supervisión directa por parte del BCE.  El test de estrés es un pilar básico de lo que el BCE y la EBA llaman evaluación amplia, que consiste en hacer una revisión de la calidad del activo. Una simulación donde se verá si los bancos tienen capital suficiente para continuar sus operaciones,  soportar sus activos de riesgo y cumplir sus obligaciones financieras en un escenario hipotético de condiciones desfavorables de mercados. ¿Qué requisitos deben cumplir las entidades para pasar las pruebas?Se han establecido dos escenarios: el central y el adverso. En el primero, se exigirá un requisito de capital del 8% en los activos de riesgo. Es una foto estática a 31 de diciembre del 2013, que trata de medir la situación real de los bancos.En el escenario adverso, se simulan unos parámetros macroeconómicos muy duros de crecimiento del PIB, caída de la bolsa, subida de los tipos de interés… Y el requisito de capital para los activos ponderados por riesgo en este caso será del 5,5%.¿Ofrecerán una imagen fiel de cómo está el sector?Sí. Porque los bancos lo necesitan para poner fin a las dudas permanentes sobre su solvencia. Son los primeros interesados en pasar el examen. El propio BCE se juega toda su credibilidad. El 4 de noviembre de 2014, el BCE iniciará su labor como supervisor único directo de los grandes bancos sistémicos europeos (16 de ellos españoles). Si lo hace bien, dará mucha credibilidad a los mercados y permitirá iniciar la ruptura de la fragmentación financiera, que se desligará el concepto de que la solvencia de un banco está relacionada con la del estado al que pertenece.¿Cómo saldrán parados los bancos españoles?En principio, todo el sistema financiero español pasará la prueba. Tiene un punto de partida más favorable que los sistemas financieros del resto de Europa. Los dos reales decretos del Gobierno que obligaron a la banca a provisionar más de 80.000 millones de euros y la norma del Banco de España de reclasificar los activos reestructurados y pasarlos de normales a dudosos,  ha permitido una limpieza de balance importante.Además, la metodología utilizada será muy similar a la que ya utilizaba el Banco de España. El cambio de ciclo económico en España también es importante. Llevamos varios trimestres de crecimiento positivo y los bancos ya han reclasificado los activos que podían ofrecer algunas dudas. La banca española ha hecho una gran limpieza, se han provisionado 249.000 millones de euros desde 2008, se ha reducido la dimensión de los balances y ha realizado un desapalancamiento.¿Qué implica no superar los test?Hay un efecto riesgo reputacional importante que es incuantificable para los que no pasen el examen. Lo importante es que la EBA y el BCE darán unos plazos (6 meses en el caso del escenario central o 9 en el adverso) para la adopción de medidas correctoras: aumentar el capital, aumenta las provisiones, vender activos que consumen más capital y transferirlos a un banco malo similar a la Sareb.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar