«La Banca Privada debe reinventarse hacia un mejor servicio y hacia economías de escala»

Jorge Coca, subdirector del Programa Directivo en Gestión Patrimonial Familiar, explica en esta entrevista con Funds & Markets los retos a los que se enfrenta el sector de la Banca Privada, actualmente en plena transformación.

Las nuevas exigencias regulatorias, unidas a una importante caída de márgenes y a la demanda de un servicio de mayor valor añadido han propiciado esa transformación y han llevado a que la Banca Privada tenga que “reinventarse”.

Para Coca, esa reinvención debe ir hacia “centrarse en un mayor y mejor servicio” -no tanto hacia producto- y “hacia una consecución de economías de escala”. En ese sentido destaca que ya han empezado a verse en España movimientos de concentración en el sector y piensa que la tendencia va a continuar.

La banca privada está en pleno proceso de transformación, fruto -entre otras cosas- de las nuevas exigencias regulatorias tras la entrada en vigor de MiFID II. Vamos a ver cuáles son los retos que tiene que enfrentar a lo largo de este ejercicio y de los próximos años este sector. Y para ello, está con nosotros Jorge Coca, profesor del IEB y fundador de Finletic y Wealth Solutions. 

Uno de los factores que ha propiciado esa transformación en el sector de la banca privada es el regulatorio, pero hay otros ¿Cuáles?

Como bien dices, el sector de la banca privada está actualmente en transformación, desde la crisis en  2008-2009. El principal factor ha sido el incremento de la regulación. En 2008-2009 los reguladores vieron que había poca regulación y ahora en Europa nos hemos ido al otro extremo. Pero en mi opinión no es el único factor. Hay otros dos factores que afectan al sector.

El primero es la caída tan grande de márgenes que está habiendo en el sector, que se debe principalmente a tres cosas. La regulación es una de ellas, la necesidad de invertir más en tecnología y la tercera es el aumento de la inversión indexada, que está presionando los márgenes desde el punto de vista de los productos. El segundo gran factor es que, desde la crisis, los clientes están pidiendo un servicio de cada vez mayor valor añadido.

Volviendo al tema de la regulación ¿Cuál ha sido esa importante revolución?, ¿Qué ha supuesto para el sector de la banca privada en concreto?

Empezó sobre todo con MiFID I en 2009 y ahora hace dos o tres años estamos con MiFID II y algunas otras muchas. Por resumir en una gran razón, como comentabas, yo diría que es la transparencia en costes, que en realidad la transparencia en costes de cara al inversor es la transparencia de los conflictos de interés. Siguiendo los costes podemos ver los conflictos.

El servicio de banca privada en España anteriormente era gratuito, cuando el cliente recibe un producto o servicio gratuito es difícil comparar, porque no sabe lo que le está costando, pero ahora que hay transparencia en costes va a ser mucho más sencillo comparar servicios entre unos y otros y pensamos que va a aportar competitividad al sector.

¿Hacia dónde cree que debe reinventarse el sector de la banca privada para hacer frente a estos retos y dificultades?

Los resumiría quizá en dos tendencias. Lo primero es que haya un continuum entre producto y servicio. Hay entidades más centradas en producto y otras más centradas en servicio, pero pensamos que de ahora en adelante el sector tiene que ir hacia un mayor servicio y un mejor servicio. Y segundo, hacia una consecución de economías de escala. Debido a la bajada de márgenes y el aumento de costes, tiene que haber economías de escala y hemos empezado a ver recientemente en España concentración en el sector, operaciones corporativas, algunas aseguradoras entrando en la banca privada también y pensamos que esa tendencia va a continuar.

¿Otro reto sería darse a conocer, democratizarse, que se conozca que no es un servicio solo para grandes patrimonios?

Sí, creo que sí, aunque es cierto que la banca privada tradicional está pensando casi lo contrario, porque como ha caído el margen necesitas que el cliente tenga más patrimonio para mantener el mismo margen. Por lo tanto, la banca privada tradicional está buscando patrimonios más grandes. Pero han empezado a entrar algunas empresas quizá más tecnológicas, con menor coste de estructura o de costes fijos, y están dando un buen servicio a los clientes, con lo cual están acercando a clientes con menor patrimonio un servicio de calidad gracias a haber automatizado con tecnología todos los costes fijos.

¿Cómo ve al sector de la banca privada en España? Por un lado el que depende de las grandes entidades y por otro lado es tipo de banca privada más family office

La verdad es que somos bastante optimistas. Desde la crisis hemos venido con muchos crecimientos en la banca privada, tanto de bancos como la banca privada independiente, que ha crecido si cabe más que la perteneciente a los bancos, con crecimientos de doble dígito en los últimos años. Esto ha sido debido a que estamos al final del ciclo económico. Ha habido mucho crecimiento económico, los clientes tienen empresas familiares que han crecido, el valor de los inmuebles y de los activos financieros también ha tenido un buen crecimiento estos años.

Pero también pensamos que de aquí en adelante, si en algún momento viene un cambio de ciclo, eso beneficiará a la banca privada, que es anticíclica. Al llegar el cambio de ciclo, la gente se preocupa por lo que tiene y habrá un incremento del negocio en banca privada, con lo cual somos muy optimistas.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar