Ampliación de capital de Banco Santander: ¿quién gana?

Independencia catalana Aurelio García del Barrio

Por Aurelio García del Barrio, Director del Global MBA con Especialización en Finanzas del IEB.

El pasado 7 de junio pasará a la historia de la industria financiera española: el Banco Santander compraba el Banco Popular al Mecanismo Único de Resolución europeo (MUR) por un euro, ante el riesgo de la falta de liquidez suficiente para atender a sus clientes. La Junta Única de Resolución europea (SRB por sus siglas en inglés), perteneciente al MUR, confirmaba la noticia de la drástica medida, nunca antes tomada en Europa, acelerada por los problemas de liquidez del Popular. El Banco Central Europeo (BCE) apoyaba esta medida, que exigía al Santander ampliar capital en 7.000 millones, para cubrir el capital y las provisiones requeridas para reforzar el balance del Popular.

La compra del Santander supone que este banco asume todos los compromisos del Popular en liquidez y continuidad de sus negocios, ya que absorbe la entidad. El Santander debía ampliar capital en 7.000 millones para digerir la absorción y de esa manera no recibir ninguna ayuda pública. Hasta aquí ya conocemos el relato.

El Santander anunciaba la ampliación de capital de 7.000 millones, colocación que se dará con un descuento del 20% respecto al cierre del pasado lunes, cifra que supone una oportunidad para el accionista que acude por el derecho de suscripción a una ampliación más barata. Los accionistas titulares de derechos de suscripción preferente, así como aquellos inversores o accionistas que los adquieran en el mercado, podrán solicitar la suscripción de un número de acciones adicional al que les correspondería por el ejercicio de sus derechos, para el supuesto de que al término del período de suscripción preferente no se hubiera cubierto íntegramente el aumento de capital. Esto siempre que unos y otros ejerciten durante el período de suscripción preferente la totalidad de los derechos de los que sean titulares. El propio Banco Santander, Citigroup y UBS actuarán como entidades colocadoras.

Tribuna completa en elEconomista.es

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar