Tiempo de conceptos: ¿Sirve ahora la medición clásica del PIB?

Perspectivas macroeconómicas para el segundo trimestre

Tradicionalmente, el PIB ha sido uno de los indicadores más fiables para medir el crecimiento. Pero con el desarrollo de la economía digital o de la economía colaborativa ¿Sigue siendo un indicador fiable? El profesor Javier Niederleytner analiza esta cuestión en la sección tiempo de conceptos, del programa Tiempo real, en Gestiona Radio.

Comencemos con la definición clásica ¿Qué es el PIB y cómo se mide?

El PIB es el indicador macroeconómico por excelencia de una economía que mide el valor de la producción total de los bienes y servicios de cada país en un periodo de tiempo. Refleja cuánto se ha producido a nivel país en un periodo determinado de tiempo.

Con la explosión de la economía digital ¿Es un indicador fiable a día de hoy?, ¿Cómo se cuantifica la economía colaborativa o la economía sumergida?, ¿Cómo cuantificar, en definitiva, las nuevas formas de hacer negocios?

Esta claro que todo eso es muy difícil de cuantificar al valor monetario, porque en muchos casos no tiene ni siquiera ese valor. Te pongo otro ejemplo: un bosque tiene un valor tremendo, pero ese bosque no suma al PIB, solo podría sumar si se talan los árboles y se vende su madera.

Otro ejemplo bastante significativo: si la población tiene mala salud se consumen muchas medicinas, y si se consumen muchas medicinas, sube el PIB. Entonces ¿si tienes una población mayoritariamente enferma, significa que la economía ha crecido? Lógicamente el desarrollo de la economía hace que el PIB se haya que complementarlo con determinados datos.

Si el PIB solo mide una parte de la actividad económica ¿Qué tipos de indicadores complementarios nos hacen falta?

Correcto, se queda un poco cojo. Incluso la OCDE trabajó mucho sobre esto y creó lo que se llama el índice para una mejor vida, que tiene 11 aspectos distintos donde se desglosa por ejemplo el valor de la vivienda, los ingresos, el empleo, la educación… incluso muchos economistas tienen en cuenta también la ecología y el medioambiente.

Las Naciones Unidas creó el índice de desarrollo humano, que también busca complementar el PIB con medidas de carácter social, para que se refleje de una mejor manera ese valor de la economía pero a nivel personal.

Por último, también cabe mencionar que existe un famoso economista llamado Herman Daly, que ha creado el indicador de progreso genuino, que valora no solo lo que produce una economía, sino también el progreso que se desarrolla durante ese periodo de tiempo. Y en ese índice se incluyen indicadores económicos, indicadores ambientales y también indicadores sociales, como pueden ser el cuidado de los hijos, el voluntariado, etc.

Está claro que hay que actualizar también los conceptos básicos de economía…

Hay que complementarlos. El PIB seguirá siendo válido, pero hay que complementarlos con otros datos que nos digan cuál es la situación económico-social.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar