Retos y Oportunidades de la Banca de Inversión

Películas como el lobo de Wall Street han extendido el mito de que la banca de inversión es una profesión en la que es posible enriquecerse con el día a día de los mercados. Nada más lejos de la realidad. La banca de inversión exige una enorme dedicación y esfuerzo; aunque a cambio, también ofrece salidas laborales y la perspectiva de una carrera prometedora a largo plazo.

Para profundizar en este sector, desmentir mitos y asesorar a quienes se plantean dedicarse a esta profesión, el pasado 3 de diciembre se celebró en el IEB la jornada El reto de la Banca de Inversión. El evento fue moderado por José María Revello de Toro, director de nuestro Master en Corporate Finance y Banca de Inversión; y contó con la visión de dos expertos con amplia experiencia: Pedro GarridoHead Corporate Lending UK & Northern Europe, BBVA CIB; y Aintzane Aroca, Partner en TRANSEARCH Spain.

Pedro Garrido inició su ponencia señalando que «la banca de inversión es la más sofisticada, técnica y compleja. Es una banca de asesoramiento, en la que se hace de todo menos invertir». Garrido destacó que el trabajo en sí no es difícil, pero al margen de los conocimientos técnicos, exige disciplina, disposición a trabajar tantas horas como sea necesario, contar con gran capacidad analítica, ser meticuloso para minimizar al máximo el número de errores y respetar la confidencialidad de las operaciones. «Este trabajo no es de rápidos, es de pacientes», concluyó.

El experto también aconsejó tener muy claro en cuál de las cinco áreas se quiere trabajar: M&A (fusiones y adquisiciones), ECM (operaciones de renta variable), DCM (mercados de capitales), Corporate lending (financiación corporativa) o Project finance (financiación de proyectos).

Salidas profesionales

Por su parte, Aintzane Aroca se enfocó en las salidas profesionales, apuntando que, si bien tradicionalmente las empresas demandaban una sólida formación financiera y los conocimientos técnicos son imprescindibles, cada vez se valoran más las llamadas soft skills. En concreto, la capacidad analítica, la orientación a resultados, la dedicación, el compromiso, la resiliencia, la vocación de servicio al cliente y una formación constante.

La experta también recordó que el sector ofrece múltiples salidas profesionales, no solo en los grandes bancos especializados, sino también en boutiques de M&A, las Big Four, los departamentos de M&A de las grandes multinacionales, el capital riesgo, los fondos de infraestructuras, etc.

De cara al proceso de selección, Aroca recordó que «internet se ha convertido en una herramienta indispensable para buscar y encontrar empleo», y aconsejó estar presentes en plataformas como LinkedIn y cuidar la marca personal. También destacó la importancia de cuidar el CV, estudiar la empresa antes de la entrevista, preparar respuestas a las posibles preguntas, y preparar también una lista de preguntas inteligentes y que demuestren interés por la compañía.

«A un candidato se le evalúa desde que coge el teléfono hasta el último contacto con la compañía. No nos relajemos en ninguna de las fases de las entrevistas. A los entrevistados se les evalúa tanto por lo que cuentan, como por lo que preguntan o su comunicación no verbal», concluyó.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar