¿Qué perfil de abogado buscan los despachos?

Tener un buen expediente académico es el primer requisito para trabajar en un despacho de abogados, pero las firmas jurídicas también buscan otras cualidades en los candidatos, como el dominio del inglés, la capacidad de trabajar en equipo o una actitud proactiva.

El pasado 5 de abril, cuatro socios de algunos de los principales despachos de España explicaron a los alumnos del Máster de acceso a la Abogacía cuáles son las aptitudes que más valoran a la hora de contratar a un profesional.

“El primer filtro son las calificaciones”

Ainhoa Vega – socia de Abogados Araoz y Rueda

Existe un primer filtro a la hora de seleccionar candidatos, que son las calificaciones. Te arriesgas a perder a un gran profesional, pero cuando tienes un volumen tan elevado de currículums necesitas hacer un sesgo. Y las notas son muy importantes.

“Mi consejo es que os diferenciéis directamente en el currículum”

José María Buxeda – socio director de Dentons España

En Dentons recibimos tres CV al día, eso son 1.000 currículums al año, y ese es un número muy respetable. Os prometo que revisamos todos y cada uno de los CV que llegan al despacho, de hecho, creo que incluso los contestamos todos y los guardamos. Pero con 1.000 CVs al año, es necesario destacar. El primer consejo que os daría es diferenciaros directamente ya en el currículum. No basta con decir que sabes inglés, en el CV tienes que demostrar por qué tienes dominio de ese idioma, ya sea porque has vivido en el extranjero o porque tienes algún título que lo acredite. A partir de ahí, es importante ir bien preparado a la entrevista, ser muy proactivo y demostrar que te gusta el Derecho y que tienes muchísimas ganas de trabajar y esforzarte.

Es importante que estéis en despachos donde cada día aprendáis algo. Os aconsejo elegir un despacho pequeño, porque como precisamente el objetivo es aprender, en una firma pequeña hay una mayor cercanía entre el junior y el socio. Esa cercanía es importante. El día en que en un trabajo os estéis aburriendo y no aprendáis nada, será el día en el que tengáis que cambiar de empresa.

“El inglés es fundamental, toda la regulación financiera es en inglés”

Sara Gutiérrez – socia de FinReg 360

A nosotros nos llegan CV de personas que están muy interesadas en la regulación financiera. Eso nos da la posibilidad de entrevistar a casi todas las personas que nos envían su currículum. Una de las habilidades que más valoramos es el dominio del inglés, que es fundamental en cualquier despacho, pero especialmente en el nuestro, ya que la mayoría de la regulación financiera está escrita en este idioma. El perfil que buscamos en FinReg 360 es el de un profesional que tenga interés por esta especialidad y que muestre muchas ganas de aprender.


“El abogado perfecto ha de ser: buen técnico, buen gestor y buen comercial”.

Diego del Cuadro, socio director de Garayar Abogados -Calificación e idiomas-

Lo primero que pedimos a un candidato es que tenga buenas notas. Podemos enseñarte a aplicar los conocimientos adquiridos durante la carrera y a pensar de otra manera, pero necesitas tener una base jurídica sólida. Vas a aprender mucho en la práctica, pero tienes que dominar los fundamentos del Derecho. Por nuestro modelo, somos pocos y no podemos permitirnos un eslabón débil. El inglés también es muy importante. No podéis estar en el mundo de los negocios sin hablar este idioma, porque los clientes van a ser extranjeros o van a tener relaciones con extranjeros, por lo que veréis documentos en otros idiomas. También es importante mostrar ganas de aprender. Lo que hacemos en nuestro despacho es colocar a los abogados junior cerca de los senior, para que puedan aprender.

Creo que el abogado perfecto debería tener tres cualidades. Por un lado, tiene que ser técnicamente muy bueno, ser muy buen jurista. Por otro lado, tiene que ser un gran gestor, ya que a medida que vayas creciendo profesionalmente vas a tener un equipo debajo y tendrás que gestionar a las personas, saber priorizar el trabajo, gestionar clientes… es importante contar con habilidades de gestión. Y por último, un abogado debe ser comercial, porque cuando lleve 7-8 años en un despacho se le pedirá tener una facturación y traer clientes. Con el paso de los años también hay que aprender a vender, porque al final esto es una profesión, pero también un negocio.

El buen abogado debe ser técnico, gestor y comercial. Hay abogados que llegan a la excelencia en estos tres aspectos y otros que destacan solo en alguno de ellos. Por lo menos es necesario tener dos de estas cualidades. Tener una sola es inviable.

Vídeo resumen de la jornada en Youtube

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar