¿Qué es una entidad financieramente viable?

Enrique Pérez-Hernández es profesor del IEBTeóricamente, una entidad financieramente viable es aquella que tiene un modelo de negocio sostenible, esto es, cuyos ingresos son suficientes para compensar los costes y generar retornos suficientes para sus accionistas en el corto, medio y largo plazo.La crisis financiera que comenzó en 2008 ha modificado sustancialmente el escenario competitivo de las entidades financieras españolas, haciendo inviables modelos de negocio que con anterioridad lo habían sido.En la actualidad una fase recesiva del ciclo, como pone de relieve el cuadro macro anunciado por el gobierno hace unos días y un marco regulatorio muy exigente ( Basilea III,  RD de febrero 2012, recapitalización de la EBA etc ..con su impacto  sobre liquidez y capital) nos muestran un “escenario complejo” para las entidades financieras.Concretamente la presión de los modelos de negocio proviene del incremento de los costes de financiación de las entidades financieras. Durante un plazo de tiempo muy prolongado o, según algunos agentes, de forma indefinida, los costes de financiación de las entidades financieras no volverán a ser tan reducidos como antes de 2007. Este incremento permanente de los costes de financiación ha hecho inviables los modelos de negocios centrados en hipotecas de particulares y promoción inmobiliaria, ya que:

  1. Las carteras hipotecarias actuales tienen un plazo de vencimiento elevado (>15 años) y unos diferenciales muy reducidos – hace unos años se concedía hipotecas con diferenciales sobre EURIBOR inferiores al 75 p.b., que no lograrán compensar adecuadamente el incremento de los costes de financiación, que al menos se sitúan por encima de la prima de riesgo, actualmente alrededor de 300 p.b.
  2. La exposición a la promoción inmobiliaria requiere una capacidad extraordinaria de generación de ingresos para soportar las pérdidas asociadas a la morosidad

En este sentido, la integración de entidades con modelos de negocios similares no soluciona el problema, más allá del logro de economías de escala que se ha demostrado insuficiente en las integraciones realizadas en los últimos años:Solo las entidades solventes con modelos de negocio diversificados y significativa capacidad de generación de ingresos pueden ayudar a  resolver este problema; es verdad que en el sistema financiero español existen cajas de ahorro con modelos de negocio hipotecarios que son viables pero su integración con otras entidades no viables daría lugar a entidades inviables por su escasa capacidad de generación de ingresos.Si se vuelve a producir un proceso de integración similar al de la primera fase de reestructuración del sector -fusiones de entidades con modelos de negocio hipotecarios- el sistema financiero español se encontrará en un bucle en el que se llegaría de nuevo a la posición actual, entidades de mayor tamaño pero igualmente inviables.Por otro lado, en la actualidad siguen persistiendo las dudas acerca del modelo de gobierno de las cajas de ahorro españolas. Su limitada transparencia,  profesionalización mejorable de los equipos directivos y su no sometimiento a la disciplina de los mercados, hace que no resulten convenientes las integraciones entre cajas, como las que se han producido hasta ahora, ya que incrementan todas estas dudas existentes en los mercados.El proceso de consolidación del sector debería estar encaminado a crear entidades transparentes y sometidas a la disciplina de mercado, con sólidos equipos directivos cuya gestión esté enfocada a la creación de valor a largo plazo para sus accionistas.Como conclusión, la reconfiguración del sistema financiero español debería dar lugar a modelos de negocio equilibrados. Las entidades resultantes del proceso deberían disponer de fuentes de ingresos diversificadas y suficientes para compensar los costes de financiación, lo que descartaría la supervivencia de modelos hipotecarios puros con clientes particulares. Asimismo, el sistema financiero español debería ser controlado por los mercados y disponer de modelos de gobierno corporativo sólidos.El único camino posible para la reestructuración del sector financiero español pasa por que las entidades inviables se integren en los grandes bancos españoles, que tienen modelos de negocio diversificados y fuentes de generación de ingresos alternativas a las hipotecas.Si se emprende el mismo camino que hace dos años, fusionando cajas entre sí, se volverá al punto en el que nos encontramos actualmente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar