Planificar el ahorro, pasaporte para la tranquilidad

 Jesús Pérez fotoJesús Pérez. Coordinador del Programa Directivo de Planificación Financiera del IEBLa planificación financiera patrimonial personal es el proceso en el que se desarrolla un plan exhaustivo para determinan la totalidad de objetivos financieros del individuo y en el que se seleccionan y ejecutan las mejores estrategias de inversión coordinadas para alcanzarlos a través de un equilibrio entre los recursos disponibles y las necesidades futuras del individuo.El horizonte temporal de la inversión, los retornos de las inversiones y el perfil de aversión al riesgo del individuo, serán aspectos clave para la consecución de dichos objetivos. De forma resumida, planificar el patrimonio es adelantar un evento futuro con el fin de que al poner en marcha el ahorro antes de que este evento suceda, y con los intereses y plusvalías que en su caso genere la inversión en el tiempo, reducir el coste de ésta, o lo que es lo mismo, conseguir el objetivo de forma más económica.Una planificación financiera personal permite al inversor tomar conciencia de su situación financiera y patrimonial, le ayuda a determinar sus objetivos financieros y a establecer un orden de prioridades en su cumplimiento. Asimismo, le proporciona un plan de inversión coordinado, a la medida de todos sus objetivos financieros y su perfil de inversión, y disciplina la consecución de los objetivos; le hace tomar conciencia del esfuerzo financiero que debe realizar para cumplir cada objetivo y le asesora para seleccionar aquellos productos financieros que mejor se adapten a sus necesidades. Por otro lado, permite superar la complejidad del entorno fiscal, legal y financiero y ofrece al inversor una actualización periódica de todos sus planes de inversión.En el caso de personas o familias con grandes patrimonios, la planificación del ahorro es, si cabe, aún más importante puesto que el reto está en la conservación de los patrimonios en el tiempo, que no es una tarea fácil por muchos motivos: divisiones familiares, intereses contrapuestos, etc. Por ello es importante establecer objetivos al dinero: diferentes partidas para diferentes objetivos -como  si de una empresa con diversos departamentos y centros de costes se tratase- y seguir la consecución de cada uno de ellos de forma independiente.La planificación financiera es una asignatura que cada individuo debería considerar como parte de su educación, ya que es la herramienta que le permitirá conseguir o al menos facilitar sus objetivos vitales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar