Petróleo y fútbol

  Javier Niederleytner es profesor del IEBA vueltas con los altos precios de los carburantes que vuelven a estar en el candelero, hoy voy a hacer una reflexión. ¿Quién no ha oído hablar que tal o cual club de fútbol ha sido comprado por un jeque árabe o un magnate ruso?¡Oh!, que casualidad, todos estos jeques y magnates  deben sus fortunas al petróleo. Y es aquí donde yo quiero hacer mi reflexión, criticando los altos precios que tiene el petróleo en el mercado. Parece que el mundo demandante no quiere o no puede presionar sobre este bien de primera necesidad, que está destrozando el bolsillo de muchas economías,  a la vez que está llenando de petrodólares a unos cuantos países; desde la economía doméstica como mínimo exponente de consumo, hasta las grandes empresas como las aerolíneas aéreas, principales demandantes de esta materia prima.La subida del carburante es un lastre para la recuperación económica, encareciendo la producción y distribución; generando inflación, y no precisamente de demanda. Es imprescindible que las autoridades mundiales tomen cartas en este asunto urgentemente, o se volverá a generar inflación, que es lo último que a esta depauperada situación económica le conviene.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar