Ocho aptitudes imprescindibles para triunfar en la banca de inversión

banca de inversión

La banca de inversión en España está resurgiendo con fuerza, pasando en apenas 12 meses de vivir su peor año por comisiones desde 2003, a protagonizar uno de los mejores arranques de ejercicio en lo que llevamos de siglo. La industria aún afronta desafíos, pero las perspectivas están mejorando y, con ellas, las oportunidades laborales dentro del sector. Sin embargo, el camino para convertirse en banquero de inversión no es sencillo y exige esfuerzo, constancia y pasión. Para guiar a los recién graduados, Deutsche Bank elaboró en 2015 esta breve guía sobre las aptitudes que, aún hoy, debe cultivar todo aquel que quiera triunfar en el sector.

Formación y especialización. Obviamente, lo primero que se pide a un profesional son los conocimientos técnicos. En el caso de la banca de inversión la especialización cobra aún más importancia, ya sea a través de un máster en un centro de prestigio o mediante acreditaciones internacionales. Cada vez es más frecuente que los bancos de inversión busquen profesionales especializados en áreas como el control del riesgo, el project finance o el private equity. Por ello, para un candidato es vital demostrar que puede ofrecer un valor añadido.

Estar al día. Para un banquero de inversión es fundamental leer los periódicos, las webs especializadas y, en general, saber todo lo que sucede en el sector en el que la regulación avanza rápidamente y en el que hay que conocer a las empresas, que son los clientes a los que asesorará. Sin una buena información, el servicio que se dé no será óptimo.

El networking ya no es una opción. Los contactos son una fuente esencial de información. Por ello, contar con una buena red de contactos supone una oportunidad de crecimiento para cualquier joven en búsqueda de empleo. En este sentido, las redes sociales son una herramienta de gran utilidad que nos permiten llegar a un público cada vez más segmentado y global. Estamos, por tanto, en una era donde el networking ya no es una opción, sino una necesidad.

Los idiomas son indispensables. Existen pocas profesiones más internacionales que la de la banca de inversión. El inglés es el idioma natural de este mercado y debe ser indispensable en nuestro currículum. Por eso, debe aprovecharse cualquier oportunidad para mejorar la fluidez de los conocimientos. Es más, los idiomas complementarios que podamos aportar nos ayudarán a destacar frente a otros candidatos.

Capacidad de análisis cuantitativo y habilidades numéricas. La banca de inversión exige tener la capacidad de trabajar con números y realizar fórmulas en Excel. Por ello, tener la habilidad analítica y numérica es indispensable.

Habilidades de comunicación y persuasión. Para cualquier candidato es fundamental saber diferenciarse. La formación académica es un excelente punto de partida, pero las habilidades personales (comunicación, empatía, humildad, etc) también son muy importantes en un negocio en el que hay que tratar con el cliente. Ser capaz de expresar en público las ideas a través de un discurso sencillo, claro y argumentado también es clave, ya que gran parte del trabajo es relacional y de ventas. También es indispensable la expresión escrita, puesto que los documentos realizados influyen en las decisiones que puedan tomar CEOs y CFOs de primer nivel.

Creatividad y orientación a la resolución de problemas. Un CV y una actitud ejemplar pueden abrirnos puertas en el sector, pero para prosperar y ascender es necesario mostrar iniciativa. Ser capaces de aportar ideas, proponer soluciones o defender con sólidos argumentos nuestra opinión es una excelente carta de presentación, tanto para obtener un futuro trabajo, como para ganar nuevos clientes que busquen asesoramiento.

Formación continua. Un máster de calidad puede hacer que despegue nuestra carrera, pero a medida que avancemos profesionalmente es recomendable seguir formándose, ya sea a través de cursos, conferencias, libros o grupos de trabajo. Cualquier herramienta es buena para ampliar nuestro conocimiento y no quedarnos estancados.

Si quieres trabajar en este sector y buscas formación de calidad en un centro de prestigio, podemos ayudarte. Nuestro Máster en Corporate Finance y Banca de Inversiones es único en Europa e Iberoamérica por su grado de especialización, con un enfoque práctico y orientado a las necesidades de la empresa. Hasta el punto, de que el claustro de este programa ha desarrollado el único manual existente de Corporate Finance en Español.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar