Los efectos imprevisibles de los tipos de interés negativos

Los tipos de interés negativos son un fenómeno nuevo en el panorama económico, producto de la política monetaria expansiva desarrollada por el Banco Central Europeo (BCE) desde el inicio de la Gran Recesión, que buscan animar el crecimiento, aunque sus efectos reales son imprevisibles.

Como consecuencia de esa política expansiva, toda la deuda hasta un plazo de 3 años de la eurozona, salvo la de Grecia, cotiza con intereses negativos y en algunos países (Alemania, Francia y Holanda) el fenómeno se extiende hasta las emisiones a 10 años.

Noticia publicada en EFE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar