Las amenazas a las que se enfrentará el elegido

Después de tres años creciendo por encima del 3%, el Fondo Monetario Internacional ha rebajado la previsión del PIB español para 2018 en una décima, hasta 2,4%, tras revisar la actualidad económica el pasado enero. Y es que el nuevo ministro, como bien le avisan las nuevas estimaciones de la institución presidida por Christine Lagarde, tiene que estar atento a ciertas amenazas que proceden desde diferentes ámbitos y se ciernen sobre las cuentas de nuestro país.

La incertidumbre política en Cataluña seguirá siendo un lastre para la economía española en 2018, después de que la celebración de nuevas elecciones no lograse resolver la crisis. La catalana no es la única cuestión política que debe inquietar al sucesor de De Guindos. La salida del Reino Unido de la Unión Europea, aunque ya esté prácticamente pactada y el acuerdo no ha levantado tantas ampollas como se creía, todavía genera dudas por los efectos que puede tener la decisión y cómo se va a llevar a cabo el proceso de desconexión. «El Brexit es todavía una incógnita, aparece un nuevo partido para integración, empiezan a ver los verdaderos costes en los que incurren, etc. A lo mejor vemos, pronto, un ‘estado asociado’ menos europeo de nombre y más de hecho», dice Juan Abellán, director del Máster online de Banca y Finanzas del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

 

Leer la noticia completa en La Razón

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar