La irrupción de los ‘neobancos’ y los ‘challenger banks’ en España sacude el sector financiero

La irrupción de las fintech, las nuevas firmas financieras de corte tecnológico, ha supuesto en los últimos años una disrupción que ha transformado el negocio bancario, obligando a las entidades tradicionales a modernizarse para competir o colaborar en el nuevo mercado digital. España acoge ahora una segunda fase de esta revolución con la llegada de los neobancos y los challenger banks, plataformas que ofrecen ya un abanico integral de productos bancarios en competencia directa con la banca de siempre.

“La principal ventaja que ofrecen es que son bancos nacidos para ofrecer una gran experiencia al cliente, con un alto nivel de personalización en sus productos, tanto en su variedad –al poder ofrecer productos de terceros (como otras fintech)– como en su precio, al poder incluir tarifas y comisiones muy reducidas, debido a que su estructura de coste es muy eficiente al no tener sucursales físicas”, explica Antonio Herraiz, director del programa de Banca Digital, Innovación y Tecnología Financiera del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

 

Leer la noticia completa en Cinco Días

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar