Las gestoras se toman en serio la inversión responsable

oro verde cambio climático

Han pasado de ser algo residual a tomar protagonismo en las ofertas de la mayoría de las gestoras. Hablamos de los fondos de gestión que aplican criterios ASG, es decir, ambientales, sociales y de gobierno corporativo. De suponer en España solo 80 millones en 2002, según datos de Spainsif, a un volumen bajo gestión que a finales de 2015, último dato disponible, suponían 169.359 millones de euros. En Europa y países occidentales, la tendencia también es claramente ascendente.

En cuanto a la rentabilidad, Carlos Fernández, profesor del Máster en Gestión de Carteras del IEB, ve que “el gran reto es la estandarización de criterios que permita establecer medidas claras en favor de la medición de los resultados a largo plazo de este enfoque de inversión”. Esta situación, junto a la disparidad de objetivos (desde restricciones éticas y morales a cuestiones de gobernanza empresarial o respeto con el medio ambiente), hacen difícil seleccionar una categoría particular que recomendar al pequeño inversor, en opinión del experto…

 

Leer la noticia completa en Cinco Días

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar