Draghi renuncia a ‘guerrear’ por el euro y se vanagloria del crecimiento

BCE Draghi Weidmann

“Esta reunión del Banco Central Europeo (BCE) ha hecho muy poco para responder o incluso aclarar algunas cuestiones pendientes”. Este extracto del análisis de Lombard Odier resume lo que se vivió ayer en la primera reunión del año del BCE. Mario Draghi, presidente de la entidad, mostró, si cabe, más prudencia de la habitual, que nunca ha sido poca, a la hora de encarar a la prensa, centrada en encontrar pistas en el discurso del italiano sobre el ritmo de normalización monetaria que va a mantener la entidad durante los próximos meses.

De hecho, en la rueda de prensa se le preguntó directamente si los 1,25 dólares en los que se movía en ese momento el euro “eran exagerados”, una respuesta que eludió responder claramente: “Mejor que esa pregunta, que es difícil de contestar, se debería preguntar si esta subida se está produciendo por la fuerza de nuestra economía”. Hay expertos que apuntan en esta última dirección, como es el caso de Javier Santacruz, profesor del IEB, quien explica que “tenemos crecimientos más fuertes de lo esperado, los tipos de interés reales ya están subiendo, el bono alemán muestra que continúa la presión que llega desde EEUU… etc. Draghi pretende postergar una decisión que tiene que tomar ya, y los mercados no le están creyendo”. Es cierto, eso sí, que “le falta que acompañe la inflación”, continúa Santacruz, “pero el caso es que ni está, ni se la espera”.

 

Leer la noticia completa en El Economista

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar