Alemania vs. Grecia

 Vicente Jakas es colaborador de la revista Aestimatio del IEB¿Qué relación existe entre los datos macroeconómicos y la curva de tipos de Alemania y Grecia? El estudio ‘Discrete affine term structure models applied to German and Greek Government Bonds’ intenta establecer una relación casuística entre estos dos tipos de variables. Es decir, se intenta explicar hasta qué punto hay una relación entre datos macroeconómicos y el comportamiento en los tipos de interés de deudas soberanas. Se ha hablado mucho en la prensa de que una gran parte del comportamiento se debe a los efectos especulativos, que nada tienen que ver con fundamentos económicos. El estudio no comparte esta posibilidad.En primer lugar, el estudio explora y documenta los modelos de estructura de tipos de interés en un periodo de tiempo concreto siguiendo una metodología similar a la publicada en otros artículos famosos que no voy a enumerar para no aburrir a la audiencia, pero que el lector sepa que la metodología está generalmente aceptada. La segunda parte de este artículo se concentra en calibrar estos modelos y presentar una discusión sobre sus resultados que son, desde el punto de vista científico, muy alentadores. Obviamente, desde el punto de vista político no tanto. En este trabajo demostramos que cuando la economía se halla en un momento de expansión, la curva de los tipos de interés sin riesgo, como los observados en bonos del gobierno alemán, se aplana; lo que significa que los tipos de interés a corto plazo (hasta dos años de madurez) son casi tan altos como los bonos o deuda a largo plazo (hasta 30 años de madurez) y cuando la economía se encuentra en un estado de recesión, la curva de los tipos sin riesgo se vuelve más pronunciada; lo que significa que los tipos a corto son mucho más bajos que los tipos a largo plazo. Esto es beneficioso para Alemania, pues en momentos de recesión puede emitir bonos a corto plazo a un tipo bajo y así financiar políticas fiscales e incentivar la demanda interna. Asimismo, en tiempos de expansión económica puede con el incremento de la recaudación fiscal comprar sus bonos a un precio más bajo y así reducir su relación de deuda total soberana con respecto a su PIB. Eso sólo lo puede hacer un país como Alemania, simplemente porque presumiblemente tiene unos ingresos fiscales estables y porque hace los deberes en tiempos de bonanza.Por el contrario, el caso de los bonos griegos es diferente, demostrándose que están gobernados por la ratio déficit presupuestario/PIB, la tasa de desempleo y la ratio deuda pública/ PIB. En el caso de Grecia, en tiempos de dificultades financieras, la curva de tipos de interés tiene pendiente negativa y está altamente correlacionada con la tasa de desempleo y la ratio de deuda soberana/PIB. Esto significa que ocurre todo lo contrario que con los bonos alemanes. Aquí, cuando la economía se deteriora también se deterioran las condiciones en las cuales Grecia accede al préstamo, es decir los tipos también aumentan. Lo que imposibilita a Grecia tomar medidas que incentiven la demanda para generar crecimiento pues su deuda es considerada “de riesgo” para el inversor, prefieren invertir en bonos sin riesgo en tiempos de depresión económica. Debido a esto, los inversores analizan otras variables que pueden dar una indicación de la capacidad de Grecia de devolver en el futuro su dinero. Es decir, por ejemplo, miran con celo cómo se comportan variables como el desempleo, la ratio déficit presupuestario/PIB y ratio deuda pública/PIB. En este caso, en el estudio se observa que un deterioro en la ratio déficit presupuestario/ PIB – es decir aumenta el déficit con respecto al PIB- tiene como resultado una caída en los tipos de interés de los bonos. Esto se puede entender como un efecto positivo, pero que sin embargo, el deterioro del ratio deuda pública/PIB – es decir, la cantidad de deuda acumulada con respecto al PIB aumenta – junto con el aumento de la tasa de desempleo provoca –a la vez- un aumento en el tipo de interés de los bonos que sobrepasa holgadamente la caída de los tipos como consecuencia del deterioro de la ratio déficit presupuestario/PIB. Por tanto, al final el resultado es un deterioro general en la posición financiera del estado griego.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar