El ‘ABC’ de la Banca Digital

Por Antonio Herráiz Molina, director del Programa Banca Digital: Innovación y Tecnología Financiera del IEB.

La era de la banca digital ya es una realidad: en los últimos años todas las entidades financieras han creado una unidad de banca digital y han incorporado asesores con experiencia en este ámbito en su Comité de Dirección. En esta profunda transformación del sector ya se están empezando a ver los nuevos cimientos y paradigmas que gobernarán las entidades financieras en este panorama competitivo. Puestos como el Head of Digital Banking, o Chief Data Officer, son ya comunes y están adquiriendo cada vez más relevancia.

Los nuevos cimientos y paradigmas de la banca digital

La tecnología está más integrada en la estrategia de negocio y las palabras ‘design’ y ‘user experience’ gobiernan el desarrollo de producto de nuestros bancos. El cliente ha cambiado y las compañías se están organizando para satisfacer sus necesidades, un cliente más exigente, más digital, pero también mucho más rentable si se le consigue satisfacer. La palabra ‘Fintech’ significa conveniencia, innovación y nuevos modelos de negocio. Por ello, las entidades financieras están articulando mecanismos para absorber está velocidad de innovación que es imposible de replicar internamente. La puesta en marcha de fondos de inversión especializados en ‘Fintech’ y la co-creación de nuevos productos financieros colaborando con estas startups son las principales palancas para recoger está innovación disruptiva.

En esta época de incertidumbre es necesario construir un ‘roadmap’ claro que le dote a las organizaciones de las capacidades necesarias para competir con las compañías tecnológicas y proporcione repuesta a todos los retos que debe afrontar el sector. Todos los retos están incluidos en el ‘ABC’ de la Banca Digital.

Agility, Business y Customer: retos para la nueva era

Agility

Agility hace referencia a la necesidad de crear una organización flexible, líquida y dinámica que permita dar una respuesta rápida a las necesidades de los clientes y a los nuevos productos digitales creados por empresas tecnológicas y las startups fintech. Para este propósito, jugarán un papel fundamental el uso de metodologías ‘agile’ para el desarrollo de producto; la creación de una cultura organizativa basada en proyectos formados por equipos multidisciplinares; y el fomento de la colaboración interna entre áreas de negocio, tecnología y de soporte.

Business

Business para conseguir monetizar la fuerte inversión realizada en el ámbito digital, lo que resulta necesario para que los comités de dirección demuestren al mercado y los accionistas la rentabilidad de esta apuesta digital. Para ello es fundamental seguir aumentando el número de ventas realizadas a través de los canales digitales, mediante la creación de una fuerte disciplina de marketing digital en las organizaciones, dotándoles del set de herramientas adecuadas y del reclutamiento de talento especializado en este ámbito. En paralelo, se debe empezar a trabajar en la búsqueda de nuevos negocios digitales a través de la creación de vehículos de inversión especializados en fintech, junto a la construcción y oferta de APIs bancarias que permitan potenciar el modelo de innovación abierta de las entidades en relación a terceros proveedores de servicios financieros, como las fintech o nuevos socios del negocio.

Customer

Customer, porque la obtención de la mejor experiencia de cliente sigue siendo el principal reto de la banca digital. En este aspecto, en el cual se viene trabajando desde hace tiempo, las entidades han dado un gran salto cualitativo en los últimos años, como pone de manifiesto el aumento global del NPS (Net Promote Score) del sector financiero. Situar al cliente en el centro en la construcción de nuevos productos digitales, el uso de los datos para ofrecerle un producto o servicio de la forma y en el contexto adecuados, y la utilización de las posibilidades ofrecidas por las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, serán las palancas para dar el siguiente salto cualitativo a las entidades en este sentido. Las cartas ya están sobre la mesa de los Comités de Dirección, sólo queda esperar y ver en los próximos meses cómo cada jugador mueve sus fichas en la partida por liderar la banca digital.

Este y otros artículos de interés están disponibles en el Anuario de Banca Digital y Fintech 2017.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar