La importancia de la función de risk management y de la regulación bancaria ha quedado patente como consecuencia de la crisis financiera.