La teoría de la paridad del poder adquisitivo apoya el rebote del euro frente al dólar

El ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos supuso un impulso para el dólar que, el 20 de diciembre, llevó al euro a mínimos de 2002, los 1,038 dólares, en su cruce con la divisa estadounidense. Desde entonces, la moneda común protagoniza un rebote de cerca del 2% que, según la teoría del poder adquisitivo, podría tener continuidad hasta la zona de los 1,10/1,15 dólares, hasta donde el euro cuenta con un potencial alcista del 8%.

 
Después del discurso del recién elegido presidente en Estados Unidos, el mercado absorbió el mensaje positivo de que los planes orientados al estilo keynesiano y la reducción de la carga fiscal pueden apoyar el crecimiento económico”, reconoce Marisa Cabrita, analista de Orey Financial. Este contexto hace que, “aunque la Reserva Federal (Fed) ha creado un interminable melodrama con sus constantes aplazamientos de las subidas de tipos durante los últimos años”, según apunta Sebastian Radcliffe, gestor de Jupiter AM, “sea difícil que esta situación se prolongue en el futuro”.

 
a normalización del precio del dinero en EEUU que se espera a largo de 2017 y la solidez de la economía norteamericana han cimentado la fortaleza del dólar y han llevado a grandes casas de análisis a predecir que alcanzará la paridad frente al euro durante este año. Algunas firmas ven al euro incluso por debajo, como es el caso de Barclays, que, en palabras de su economista jefe para Europa, Antonio García Pascual, cree que “la divergencia de las políticas monetarias del Banco Central Europeo (BCE), que prolongará las medidas de estímulo, y de la Fed” sostendrá la debilidad de la moneda común.

 

 

Sin embargo, Aurelio García del Barrio, profesor del IEB, considera que “el euro está muy infravalorado según la paridad del poder adquisitivo”. Esta teoría es una de las más utilizadas para explicar la evolución del tipo de cambio a largo plazo y viene a explicar que las divisas tienden a ajustarse para que un mismo bien o servicio tenga el mismo precio en cualquier país.

 
Según este marco teórico, García del Barrio cree que “es probable que veamos el dólar en paridad con el euro de forma puntual en la primera mitad de 2017″, pero asegura que “el billete verde no superará ese umbral ni se mantendrá tan apreciado de forma consistente”. “En primer lugar, un dólar claramente fortalecido hace menos competitivas las exportaciones de EEUU y penaliza el crecimiento y los resultados empresariales, lo que puede llevar a la Fed a moderar el ritmo de subida de tipos, y, en segundo término, el superávit por cuenta corriente de la zona euro favorecerá a la moneda única en los próximos meses”, explica el docente del IEB.

 
“Es más que probable que el tipo de cambio atraviese un cambio de tendencia a mediadosdel año y el potencial del euro que se debe tener en cuenta es el diferencial del tipo de cambio existente y del tipo de cambio que debería permitir la teoría del poder adquisitivo, que se sitúa en la zona de los 1,10/1,15 dólares según los diferenciales de inflación”, concluye.
Para ver el artículo original completo en El Economista por Daniel Yebra haga clic en el siguiente enlace: http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/8073790/01/17/La-teoria-de-la-paridad-del-poder-adquisitivo-apoya-el-rebote-del-euro-frente-al-dolar.html

Clientes satisfechos en la era digital

La experiencia del consumidor se ha convertido en clave para la adaptación del sector bancario

 

Supercalifragilisticoespialidoso….perdón, quería decir “Blockchain”

Por Pablo Vásquez, Profesor de IEB y Rafael García, Pricing Manager de Assurant Solutions.

Nos enfrentamos en este artículo a una palabra que suena “extravagante, rara y espantosa” y que según muchos de los expertos se convertirá pronto en un vocablo tan aceptado como “internet”. Blockchain es uno de los términos más misteriosos en materia de tecnología financiera. Nosotros mismos sólo conocíamos parte de su definición y aplicaciones antes de comenzar a trabajar en estas líneas y, siendo totalmente sinceros, el término había aparecido en conversaciones entre compañeros después de un partido de pádel, donde después de Blockchain llegaban la ciencia ficción y la filosofía para terminar con una charla sobre el bien y el mal. ¿Qué es Blockchain? “Simplemente” un registro de transacciones descentralizado.

 

DESCENTRALIZACIÓN

 

Una de las ideas clave es el concepto de descentraliza-ción. En la actualidad, los registros de transacciones están centralizados. Por ejemplo, en transacciones electrónicas se requiere a una parte viable y creíble que “valide” la transacción. Pensemos por ejemplo una compra online de un e-book:

  • Consumidor paga (realiza una anotación en su cuenta con el banco negativa)
  • Comercio recibe el pago (realiza una anotación en su cuenta con el banco positiva)
  • El banco centraliza y “valida” la transacción

Como podemos observar, existe un “controlador” del registro que en este caso es el banco.
¿Podría operarse sin el “controlador”, directamente entre los usuarios? En teoría sí, siempre y cuando exista un sistema que le de a la transacción la misma validez que la que tendría si existiera un “controlador”. Blockchain se basa en la idea de que, si existe una única cuenta donde cualquier registro es incorruptible e inalterable, y ésta es compartida por todos los usuarios (descentralizada), se puede operar de una forma en la que eliminemos el intermediario.

De forma efectiva, todos los detalles de la transacción se inscriben en una cuenta compartida, donde cada “block” se valida y almacena en una red de ordenadores dispersos en la red. Cada “block” tiene un identificador único y estos bloques están encadenados (“chain”).

De forma natural, siguiendo esta línea de pensamiento la siguiente pregunta sería; ¿pero alguien tendrá que validar esa transacción? Efectivamente, la validación en Blockchain la producen todos los usuarios, que tienen acceso al registro. Nadie puede modificar la cadena si todos tienen una copia de la “cadena verdadera”. Por tanto, la validación se produce por lo que conocemos como reglas de consenso.

En realidad es como si la red de usuarios fuera el “notario” que valida las transacciones, asegurándose de que no existen duplicados y de que los detalles de la transacción reflejan la realidad de la misma.

Los orígenes de esta tecnología están en las crypto-currencies, que necesitaban un sistema que las dotara de la misma fiabilidad que la que puede tener una tran-sacción donde se intercambia dinero físico.

 

WHAT TIME IS IT? JE M’APELLE MR. RUTTER,
DAVID RUTTER

 

A pesar de todo el revuelo que el termino Blockchain genera y de la cantidad de inversión destinada a desarrollar está tecnología, existe una gran barrera para su avance. Hoy por hoy, los sistemas existentes de Blockchain no hablan todos el mismo idioma.
La historia reciente de la era digital está plagada de ejemplos que demuestran como la estandarización es un elemento clave para que una tecnología se imponga. El VHS, el HTML, el MP3… son todos episodios en los que una implantación masiva ha sido posible por la utilización y aceptación de una única manera de ha-cer esa tecnología disponible a los usuarios. En el caso de Blockchain, actualmente existen varias plataformas diferentes, entre las que se encuentran Bitcoin, Ripple, Hyperledger o Ethereum.
David Rutter parece haber comprendido este concepto y su firma R3 fundada en Nueva York está a la cabeza de un esfuerzo por estandarizar la tecnología de Blockchain. En sus propias palabras “La plataforma de R3 esta diseñada para ser la Blockchain de fuente abierta”. De momento, más de 60 instituciones financieras forman parte de su grupo, y entre ellas se encuentran aseguradoras como AIA, Ping An o MetLife.

 

APLICACIONES TEÓRICAS

 

“Blockchain, música para los oídos de los auditores”
En materia de seguridad, pensemos por un momento en las implicaciones prácticas de la existencia de un registro único donde toda transacción se almacena. La labor de auditoría de pronto se convierte en algo simple, donde es sencillo seguir la historia de las anotaciones, dado que todo deja huella en todas las copias que los usuarios tienen del registro.
Hoy en día, los gestores de riesgos operacionales tienen pesadillas con las invasiones de hackers que puedan modificar registros cuando consiguen un acceso “ilícito” al registro del “controlador”. En el caso de una red blockchain, dado que todas las anotaciones se registran, sería relativamente sencillo descubrir cualquier anotación ilícita, dado que el proceso de validación se produce de forma descentralizada. En efecto el hacker tendría que controlar todos los equipos de la cadena.Hoy en día, los gestores de riesgos operacionales tienen pesadillas con las invasiones de hackers que puedan modificar registros cuando consiguen un acceso “ilícito” al registro del “controlador”. En el caso de una red blockchain, dado que todas las anotaciones se registran, sería relativamente sencillo descubrir cualquier anotación ilícita, dado que el proceso de validación se produce de forma descentralizada. En efecto el hacker tendría que controlar todos los equipos de la cadena.

 

“Contratos de seguros inteligentes”
Actualmente, la contratación de seguros implica ciertos procesos de intercambio de condiciones que hacen que la contratación no sea todo lo inmediata que podría ser. Por ejemplo, en muchos casos se re-quieren intercambios de emails hasta que se cierran ciertas cláusulas y condiciones para que la póliza esté “in-force”.
En una situación en la que existe un registro único donde todas las anotaciones son grabadas en tiempo real, la modificación de elementos del contrato se produce de forma instantánea y varias partes pueden incorporar sus inputs en ese contrato, haciendo más rápido el proceso de contratación.

De forma adicional, como hemos explicado anterior-mente al crearse ese registro que permite rastreo todas las partes pueden ver quien ha modificado qué, creando una capa adicional de seguridad durante el proceso de contratación.

 

“Pago de siniestros”

El pago de siniestros también puede beneficiarse, dado que pueden crearse contratos inteligentes que pagan un siniestro de forma automática sin revisión de las partes cuando se produce un evento. Al eliminar la figura del intermediario, el pago puede efectuarse entre partes de forma más rápida.
Además, si existe un registro único donde todas las transacciones se quedan grabadas, la probabilidad de que un asegurado cometa fraude reclamando a dos aseguradores por el mismo siniestro se ve sustancialmente reducida.

PERMUTA CATASTRÓFICA ALLIANZ Y NEPHILA CAPITAL

 

Probablemente el ejemplo más relevante de aplicación de la tecnología de Blockchain en el mundo del seguro tuvo lugar en Junio, cuando Allianz Risk Transfer (ART) y Nephila Capital probaron la utilización de un contrato inteligente para una permuta catastrófica.
Estos instrumentos de transferencia de riesgo entre compañías se encuentran a medio camino entre los contratos derivados y los contratos de reaseguro, y son herramientas que pagan al que contrata la protección cuando un evento (o serie de eventos) tiene(n) lugar. Son contratos que no están basados en el principio de pérdida, lo cual podemos ilustrar con un sencillo ejemplo:

  • La permuta paga $100 millones si se produce un terremoto en California de más de 8.0 en la escala de Richter.
  • El pago no depende del interés asegurado, es decir, no importa cual es la medida de las pérdidas de la compañía de seguros.

Este contrato se efectúa de forma totalmente electrónica en un libro de anotaciones común al que ambas partes tienen acceso, y se programa para que cuando se produzca el evento en cuestión, se intercambie el pago acordado entre ambas partes en el propio contrato de forma automática. De forma intuitiva, en el pago de un siniestro por un seguro de hogar, por ejemplo, se puede tardar un tiempo en estimar la pérdida y llegar al pago dado que las partes deben ponerse de acuerdo. En nuestro ejemplo nadie puede discutir si un terremoto es un 8.0 o un 7.9 en la escala de Richter.

 

FUTURO REALISTA

 

Blockchain es una tecnología evidentemente innovadora, con oportunidad de mejorar el sector asegurador de forma notable. No obstante, su aplicación práctica en el sector asegurador en los próximos 5-10 años se enfrenta, en nuestra opinión, a un par de inconvenientes:

  • Probablemente para su adopción generalizada se necesita que el cambio esté apoyado por un regulador, un mediador con una relevante cartera de clientes o un asegurador con una posición de líder en su segmento.
  • En el mercado se observa una tendencia en desarrollo de productos donde se diseñan seguros sobre riesgos más complejos. Para la aplicación de Blockchain en materia de eliminación de la intermediación se deberían establecer sucesos claros y evidentes que generan siniestros. Debido a la complejidad de estos nuevos riesgos existe una “zona gris” en las que parece que siempre será necesaria la intermediación de las personas.

Por otro lado, en el medio plazo existen numerosas posibilidades tácticas de aplicación realistas en el sector asegurador. Entre ellas, las que consideramos más factibles serían:

  • Reducción de gastos operacionales. En la gran mayoría de los casos la utilización de esta tecnología haría mucho más eficiente los procesos de cobros de primas, gestión de siniestros y pagos. Sin duda en nuestra opinión la gran oportunidad de mejora, dado su impacto inmediato en resultados.
  • Detección del fraude. En caso por ejemplo de aseguradoras de coches permitiría tener un registro único y compartido de datos donde contrastar si un asegurado está utilizando un mismo siniestro para cobrar la correspondiente indemnización con distintas aseguradoras. El impacto de este uso podría ser sustancial dado que la estimación del fraude en el mundo asegurador se encuentra en el entorno del 5%-10%.
    Aumento de la reputación y confianza en el sector asegurador. Un punto difícilmente cuantificable pero evidente ya que permitiría que los eventos y comportamientos de los actores del juego fueran visibles por todas las partes, creando un fuerte incentivo para cumplir y no quedar retratado como “el mentiroso” o “el que no cumple su parte del trato”. Esta aplicación facilitaría las subidas / bajadas de tarifa, etc.

El efecto combinado de la reducción sustanciosa de costes operativos, la disminución del fraude y la mejoría de la reputación del sector tiene el potencial de generar en el medio plazo en mercados maduros: precios más competitivos, transacciones más eficientes y crecimiento por penetración. En mercados emergentes, donde las aseguradoras todavía muestran reticencias para operar por cuestiones de confianza, este crecimiento por penetración cobra mucha más importancia.
La realidad es que predecir la velocidad de implantación de esta tecnología es complicado. Como hemos vis-to en estos párrafos existe un potencial inmenso, pero toda inmensa ganancia viene de la mano con numerosos factores de riesgo. En el sector asegurador se vende y se gestiona riesgo, y la industria se ha ido modernizando gradualmente sin sobresaltos sustanciales a medida que han ido apareciendo nuevas tecnologías. Será interesante observar si esta moderación en el ritmo de implantación de nuevas soluciones se mantiene con Blockchain o si los directivos de las grandes compañías apuestan por algunas de esas ideas de ciencia ficción propias de una discusión después de un partido de pádel.

 

 

Javier Amo analiza la plataforma de fondos de BME

Imagen de previsualización de YouTube

 

Javier Amo, director del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, analiza la plataforma de fondos de inversión que tiene previsto lanzar BME durante el próximo año.

 

Destacamos:

 

  • “Una plataforma de estas características estoy seguro que no va a contemplar retrocesiones”
  • “Lógicamente este mercado no va admitir retrocesiones y por tanto afectará a las Eafis que quieran funcionar de una determinada manera”
  • “Mi esperanza es que en el primer semestre del 2017 esté en vigor la plataforma de fondos de BME”

 

También puedes ver la entrevista completa en Estrategias de Inversión: http://www.estrategiasdeinversion.com/invertir-largo/videos/plataforma-fondos-bme-no-va-competir-sino-complementar-gama-337570#ixzz4OxdGcBQG

 

Por qué no tienes trabajo si tienes un currículum perfecto

AAEAAQAAAAAAAAKbAAAAJDFhOWI5N2RiLTg2ZTYtNGQ1NS05MjZmLTZmZjdhNjFmZWRiOQPor: Ignacio Llorente, Director de Relaciones Institucionales at IEB

 

Tener un buen currículum es la conditio sine qua non para acceder a un buen puesto de trabajo; mejor dicho, es el requisito para poder estar en los procesos de selección. ¿Dónde está la diferencia de pasar de estar en el proceso a ser contratado? La encontramos en todos aquellos aspectos que no son fáciles de reflejar en el CV, van más allá del papel escrito ¿No basta con un gran expediente, inglés alto, unas buenas prácticas o experiencia profesional adquirida durante varios años, etc.? No, estas cualidades son sólo el primer paso.

 

¿Qué más hay que tener junto a un buen CV? Aspectos que llamamos soft skills, las empresas miden otros intangibles además del nivel profesional y la formación. Lo primero es la actitud, lo que los americanos llaman drive, la capacidad de enfrentarse con situaciones y decisiones complejas y saber resolverlas. Tomar decisiones con la información disponible y asumir el riesgo… Digamos que sería lo más alejado del limitarse a cumplir las órdenes del jefe. Iniciativa, creatividad, imaginación, empuje, entusiasmo, involucrarse de verdad, anticiparse, serían otros sinónimos de esta competencia.

 

Las empresas hoy en día necesitan reinventarse constantemente y esto no es posible con la mentalidad de mandado. Tampoco se trata de ir por libre, sino de saber aportar, de conocer muy bien el mercado, los competidores, al cliente, al futuro cliente, etc. Muchos lo llaman mentalidad de negocio y orientación al cliente, vienen a ser las dos caras de la misma moneda. Otro aspecto es la mentalidad positiva: sacar lo mejor de cada uno y de los demás. Ser un catalizador de un ambiente de trabajo pro-activo, de tal manera que la suma de esfuerzos sea mayor que la mera suma aritmética (las famosas sinergias).

 

Artículo completo en El Economista: http://ecoaula.eleconomista.es/primer-empleo/noticias/7656840/06/16/Tienes-un-cv-de-10-y-no-tienes-empleo.html

Solvencia II, los requisitos que impone y cómo afecta al sector asegurador

Por: Jesús Pérez, CIIA, actuario y analista financiero independiente. Coordinador del programa GREA en el IEB.

 Solvencia II

Solvencia II y lo que ello conlleva, representará una verdadera revolución en lo que respecta a la gestión del riesgo de las compañías de  seguros. El objetivo de la nueva gestión será, ya de una manera más expresa, la optimización del binomio valor/riesgo a través de sistemas integrales de gestión del riesgo (Enterprise Risk Management o ERM), buscando entidades más solventes, con mejor entendimiento y mejor capacidad de gestión de sus riesgos.

 

En esta nueva era, será por tanto crítico entender profundamente los portadores del valor y las palancas/acciones que la compañía tiene a su disposición para maximizarlos.  Entendido el valor, e intrínsecamente relacionado con él, se encuentra el entendimiento de la incertidumbre o volatilidad de dicho valor, es decir el riesgo.

 

Esto implicará la identificación, clasificación, medición y control de los mismos, pero no desde una única perspectiva encaminada a evitar ciertos acontecimientos indeseados, sino, lo que es más importante, identificar el riesgo con una oportunidad para crear valor. De esta manera, en un sistema ERM maduro, se potencia que los integrantes de una organización exploren las oportunidades, que conllevan sus riesgos, con el objetivo de maximizar el valor de la compañía.

 

En paralelo a la implantación de este proyecto, será crucial que desde las entidades aseguradoras se forme a los equipos en todo lo relacionado con el ERM, de forma que los participantes obtengan una sólida formación conceptual y práctica en el ámbito de la gestión y cuantificación de los riesgos financieros, no financieros y operacionales aplicados al sector seguros, así como que dicha formación sea de la máxima utilidad y que los contenidos técnicos sean aplicables en la actividad profesional.

 

Claramente aparece la figura del Gestor de Riesgos de Entidades Aseguradoras (GREA) en las entidades aseguradoras, que se debe potenciar, cuyo objeto será ser puente entre los diversos departamentos y el comité de dirección, desarrollando labores de captación de inputs, tratamiento de los mismos mediante fórmulas estándar o modelos internos, y posterior interpretación de los outputs para la toma de decisiones.

 

Puede acceder al artículo completo en EFE Empresas

Los precios, el talón de Aquiles de la banca

4621437295_21f3719644_z

 

 

  • Una adecuada política aportará ventajas competitivas en el medio plazo

 

Ramón CasildaPor: Ramón Casilda, profesor IEB

“Nos pongamos como nos pongamos, cobrar por comisiones que no ofrecen ningún servicio no tiene ningún futuro y creo que es una mala estrategia”, declaró un alto directivo bancario durante la presentación de los resultados del primer trimestre de 2016. De estos cobros, que en su opinión irritan a los clientes, puso como ejemplos la comisiones por administración de cuentas o por apuntes, como servicios que no aportan valor, no tienen sentido desde el punto de vista del compromiso con la sociedad y la imagen del sector financiero.

No cabe duda que el funcionamiento, las estrategias y la organización del sector bancario para nada serán igual que antes de la crisis económica y financiera, conocida como la Gran Recesión. Por consiguiente, el sector durante los próximos años debe afrontar retos fundamentales, que han de conducirlo hacia novedosos modelos de negocio que integren la nueva regulación y la gestión de riesgos en un contexto de bajos tipos de interés, y todo ello enfrentando la competencia de un actor en el nuevo tablero competitivo, que por su creciente protagonismo añade una desconocida dimensión al negocio bancario. Ya habrán adivinado que me estoy refiriendo a las vigorosas fintech, que recuerdan los vendavales innovadores shumpeterianos.

Puede leer el artículo completo en: http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7607031/06/16/Los-precios-el-talon-de-Aquiles-de-la-banca.html

El billete de 500€: la antesala de la desaparición del efectivo

Javier-Santacruz

Javier Santacruz Cano. Economista socio de China Capital y profesor de IEB

 

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de dejar de imprimir el billete de más alta denominación del sistema del euro (el de 500 euros de nominal), está cosechando el aplauso casi unánime de los sectores económicos. Consideran tanto las fuentes oficiales como la mayoría de los analistas, que se trata de una medida eficaz para luchar contra el fraude fiscal y la financiación del terrorismo.

La asociación entre billetes de alto nominal y actividades criminales viene de muy lejos y se ha consolidado como mensaje que cala rápidamente entre el público. Más allá de la veracidad de esta analogía, en la Eurozona se está produciendo un fenómeno único en la historia monetaria. Al mismo tiempo que se retirará paulatinamente de la circulación los billetes de 500 euros, algunos bancos centrales nacionales como el de Irlanda han retirado de la circulación las monedas de 1 y 2 céntimos de euro.

Precisamente, esta situación revela el desconcierto existente entre los agentes económicos de hacia dónde va la economía europea y el valor del dinero. De forma tradicional, la exclusión de circulación de los billetes de más alta denominación se asocia a procesos de deflación en las economías, mientras que la desaparición de la “chatarra” o monedas de más baja denominación es el síntoma más común de un proceso acelerado de inflación.

De estos dos fenómenos tenemos ejemplos tan recientes como Irlanda o la desaparición de los billetes de una libra esterlina en Reino Unido en 1983 (y su sustitución por la moneda de una libra esterlina con un porcentaje de metal noble) u otros más antiguos como los primeros billetes de dólar en algunos Estados americanos en la época de deflación de 1870 hasta 1890.
Por tanto, es muy patente la confusión entre si estamos en un proceso creciente de inflación –en todos los sentidos, no sólo el de precios– o, por el contrario, estamos más cerca de la deflación. En cualquier caso, se trata de una medida que, para nada, es inocente o inocua y que tendrá amplias consecuencias en el futuro más inmediato. Quizá quepa preguntarse si de verdad traerá más beneficios que costes al conjunto del sistema económico.

 

euro-163475_640

Sin duda, la lista de perjudicados va mucho más allá de lo que solemos creer. Los usuarios de billetes de 500 euros ni son todos unos delincuentes ni tampoco defraudadores compulsivos de Hacienda. Aunque al billete de 500 euros se le haya puesto el apelativo de “Bin Laden” por su rareza de aparición, es mucho más usado de lo que se piensa y este hecho –la velocidad de circulación de los billetes de alta denominación– no es algo que recoja la estadística del BCE o del Banco de España.

Ciertamente, los usuarios sobre los que tendrá un mayor impacto esta medida son aquellos cuyos negocios están basados en transacciones de elevado nominal que tradicionalmente se han hecho en efectivo y que están poco “bancarizadas”. Un caso paradigmático es el del sector agrícola, donde en muchas regiones del campo español, el efectivo sigue siendo el medio predominante de pago y con el que se liquidan compras de tierras, venta de ganado o transacciones de cosechas.

Pero también tiene otra propiedad que es esencial en el dinero y que hoy parece estar olvidada dada la política monetaria: no es otra que su función como depósito de valor. En el subconsciente del público, los billetes de más alto nominal tienen el tratamiento práctico de depósitos de valor, aunque realmente estén sometidos a la misma depreciación que todo el resto del papel moneda o del dinero electrónico.

Pero la sensación de valor permanece (al menos esa “ilusión monetaria” por el valor prevalece) y esto provoca un fenómeno paradigmático en cualquier economía: la moneda “mala” expulsa a la “buena” de la circulación y ésta queda relegada como reserva de valor. Esta es la famosa “Ley de Gresham” con la que Inglaterra recondujo una senda inflacionista preocupante a finales del siglo XVI.

En este sentido, y dado que el dinero camina siempre hacia el futuro en un proceso de ganancia de eficiencia y ahorro de costes, la eliminación de los billetes de 500 euros empeora la eficiencia de los pagos y aumenta innecesariamente los costes de transacción. Expresado en términos de la jerga económica, el coste de oportunidad (lo que dejas de ganar por optar por una de las alternativas posibles) es demasiado elevado comparado con la “rentabilidad” que se persigue, sobre todo social.

Siendo realistas: existan o no los billetes de 500 euros, el fraude fiscal y la financiación de actividades ilícitas seguirá existiendo. Aunque el impacto a corto plazo de la medida pueda llevar a aflorar economía sumergida, la realidad a medio y largo plazo se encargará de mostrar la escasa rentabilidad de la medida y el coste enorme que le supondrá al ciudadano. La variable “billete de 500 euros” es totalmente irrelevante a la hora de cometer fraude fiscal, ya que hay los suficientes sustitutos cuasi-perfectos que cumplirán una función igual o parecida que los billetes de 500 para defraudar.
En suma, la medida afectará especialmente a España. No es casualidad que sea el país que mayor proporción de billetes de 500 euros tenga sobre el total europeo ya que es uno de los países que menor tasa de penetración tiene el dinero electrónico. Y eso que la “bancarización” total de los negocios hace inevitable este proceso.

No estamos ante una anécdota ni algo objeto de chiste. Estamos ante un cambio estructural de la economía tal como la conocemos hoy. En un mundo de tipos de interés cero o incluso negativos, la mejor forma de consolidar los graves errores monetarios que se están cometiendo (confundir una crisis de solvencia con una crisis de liquidez) es forzando a la ciudadanía a utilizar dinero que es una anotación contable frente al dinero físico. Por eso, se trata más bien de la antesala de la eliminación progresiva del dinero en efectivo en nuestra sociedad.

 

“El billete de 500€: la antesala de la desaparición del efectivo” fue publicado originalmente en Libre Mercado

 

Participación del Director del IEB en el evento de los principales empresarios de la Región Caribe

Don Álvaro Martínez-Echevarría en Colombia - Corporación PEP

 

El pasado viernes día 8 se celebró en Barranquilla, Colombia, el evento de la Corporación PEP “Diálogo para empresarios” que reunió a los principales empresarios de la Región Caribe. Nuestro director, don Álvaro Martínez-Echevarría, acudió como ponente junto con Luis Fernando Rico Pinzón, presidente de ISAGEN (una de las empresas eléctricas más importantes de Colombia), Juan Lozano Ramírez, periodista, decano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Sergio Arboleda y antiguo Ministro del Gobierno del Presidente Álvaro Uribe, moderando el periodista y escritor colombiano Juan Gossaín.

 

Don Álvaro Martínez-Echevarría en Colombia - Corporación PEP

 

Bajo la temática “Discusiones éticas: del discurso a la acción” de este evento, la conferencia se inició con el análisis de la situación económica actual, en la que la reciente crisis financiera ha tenido un papel protagonista y reflejado los malos frutos de la falta de ética en el mundo de los negocios.
Don Álvaro destacó el gran valor que la ética aporta, ya que tiene el poder de cohesionar los recursos humanos a través de un liderazgo ejemplar, y en particular desde el IEB se han suprimido sistemas de evaluación que pudiesen fomentar la competitividad interna, promoviendo entre los alumnos el espíritu de equipo y el compañerismo.

 

Don Álvaro Martínez-Echevarría en Colombia - Corporación PEP

 

De esta forma, en este diálogo se construyó un espacio donde el pensamiento crítico y la necesidad de una ética global se definen como la clave para un desarrollo empresarial comprometido. Solo de esta forma se puede crecer con motivación y con resultados en las organizaciones. En palabras de Luis Fernando Rico, presidente de ISAGEN: “La ética te ayuda a consolidar tu criterio”.

 

Don Álvaro Martínez-Echevarría en Colombia - Corporación PEP

 

España y la Alianza del Pacífico

Ramón CasildaPor: Ramón Casilda, profesor IEB

 

La Alianza del Pacífico (AP), creada oficialmente el 28 de abril de 2011, es un mecanismo de articulación política, económica, de cooperación e integración entre Chile, Colombia, México y Perú. Según el documento oficial, el objetivo es tener un área de integración profunda que logre condiciones de crecimiento de los países miembros mediante la libre circulación de bienes, de servicios, capitales y personas con el fin de lograr una inserción internacional efectiva con otras regiones, particularmente con Asia Pacífico (R. Casilda, 2012: América Latina emergente. Editorial Universitaria Ramón Areces).

 

Los países de la AP superan los 214,1 millones de habitantes, un PIB de 2,1 billones de dólares, que representa el 37 por ciento de Latinoamérica. Cuentan con una renta media de 16.500 dólares y concentran el 50 por ciento de las exportaciones de la región al resto del mundo, lo que le convierte en la octava potencia económica y exportadora mundial. Como bloque aspira a ser la locomotora de la economía latinoamericana y la puerta de entrada a Asia con una fórmula simple: integración total entre sus miembros, gran crecimiento económico, cero de retórica y plena seguridad jurídica.

 

Nuestro país como primera potencia mundial, cuyos barcos pescan a lo largo de todo el mundo, tanto en el Atlántico como en el Pacífico y en el Índico, cuenta con una industria pesquera de primer nivel, alta calidad, experiencia y competitividad, lo cual, le permite convertirse en un excelente aliado para el buen fin del proyecto y con el mismo, iniciar una senda de cooperación beneficiosa para los respectivos intereses. En este sentido, la visita del ministro de Relaciones Exterio res y Cooperación; José Manuel García-Margallo a Chile (la próxima semana), es tan acertada como oportuna.

 

Le invitamos a leer la tribuna de opinión completa en El Economista:
http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7461965/04/16/Espana-y-la-Alianza-del-Pacifico.html